cosmo

¿Quieres preparar tu Nutella en casa pero deseas que sea más saludable? Descubre cómo hacer una crema de avellanas y chocolate casera con esta receta, con ingredientes naturales.

Si te preguntáramos por una conocidísima y popular crema de avellanas y chocolate que se convierte en una socorrida opción para untar en el pan, en el desayuno y en la merienda de los niños (y también de los no tan niños), es bastante probable que la Nutella sea la primera que te venga a la cabeza. Ésta se diferencia de la Nocilla (su principal competencia), en que la primera se elabora con chocolate y avellanas, mientras que la segunda no.

No obstante, como alertan la mayoría de nutricionistas, no se trata de un producto que se deba dar regularmente a los niños, como sí realizan muchas mamás y papás en el desayuno o en la merienda cada día. En definitiva, ni para los niños ni para los adultos.

crema-avellanas-cacao

¿Por qué? Fundamentalmente porque casi la mitad del producto es azúcar. De hecho, solo tenemos que echar un vistazo a su etiquetado nutricional para percatarnos que un envase de apenas 400 gramos de Nutella contiene cerca de 227 gramos de azúcar. O, lo que es lo mismo, alrededor de 45 cucharaditas de azúcar.

Pero la Nutella no solo tiene azúcar, también grasa. En su elaboración se añade manteca o aceite de palma, que aunque no se trata de una grasa trans es una grasa saturada, favoreciendo la acumulación de colesterol y de triglicéridos en nuestras arterias y favoreciendo por tanto el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares (se convierte de hecho en el mayor enemigo para la obesidad infantil). Y un ejemplo claro lo encontramos en su contenido: la grasa supone la tercera parte del envase, ahí es nada.

Por otro lado, en realidad la proporción de cacao, avellanas y leche es tremendamente muy inferior si lo comparamos con la grandísima cantidad de azúcares y grasas saturadas que encontramos en su composición.

Por tanto, la conclusión es evidente: dejar de comer este tipo de cremas de cacao y optar por otras opciones más saludables, como la que te proponemos a continuación. ¿Te animas a elaborar tu propia crema de avellanas y chocolate, utilizando para ello solo ingredientes cien por cien naturales?.

crema-nutella-casera

Cómo hacer crema de avellanas y chocolate

La receta que te proponemos en esta ocasión se convierte en una alternativa muchísimo más saludable a la tradicional Nutella, dado que cambiamos el aceite de palma por el aceite de coco (con alto contenido en grasas insaturadas), la leche de vaca por leche de avena (o cualquier otra bebida vegetal), y sustituimos el azúcar refinado o blanco por el azúcar moreno de caña integral.

No te pierdas: Cómo hacer mantequillas veganas y más saludables

Se trata de una opción ideal para el desayuno o la merienda, y es muchísimo más adecuada para los niños. Incluso puedes animarlos y elaborar su propia crema de cacao y avellanas contigo en casa.

Mientras que su preparación es muy sencilla, dependiendo eso sí del tiempo de molido de las avellanas tostadas conseguirás un resultado mejor. De esta forma, si por ejemplo el tiempo de molido es el adecuado obtendrás una crema con una textura mucho más suave, y no encontrarás trocitos pequeños.

nutella-casera

Ingredientes:

  • 100 gr. de avellanas tostadas
  • 40 gr. de cacao en polvo o 50 gr. de chocolate con un mínimo de 70% de cacao
  • 45 gr. de azúcar moreno
  • 50 gr. de aceite de coco (puedes sustituir por aceite de girasol no refinado)
  • 100 ml. de bebida vegetal de avena
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Pon en el recipiente de tu robot de cocina o en el vaso de la batidora las avellanas tostadas, y tritúralas o muélelas bien hasta que los trocitos se hayan convertido en polvo.

Mientras tanto si el aceite de coco está sólido debemos calentarlo un poco, para que se vuelva líquido.

Añade el aceite de coco derretido e incorpora el azúcar moreno, el cacao en polvo, la leche de avena y el extracto de vainilla.

Vuelve a batirlo todo de nuevo hasta que todos los ingredientes se hayan integrado, y obtengas una crema uniforme con la textura deseada.

Pon la crema en un frasco de vidrio y deja que repose en la nevera durante 1-2 horas, hasta que la textura sea consistente. ¡Listo!. A disfrutarla.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest