cosmo

El pan Limpa, pan Potent o Vört Limpa es un pan de Suecia que se elabora con harina de centeno. Descubre cómo hacerlo en casa con esta receta.

El pan es un mundo, y dentro del mundo del pan hay también muchísimos panes. De hecho, basta con viajar por distintos países o indagar un poco para descubrir cómo sorprendentemente podemos encontrarnos con una amplísima diversidad de panes. El pan común, el pan blanco, el pan integral… hasta llegar al popular pan Pita tan característico de países árabes, o el pan Limpa sobre el que queremos hablarte en esta ocasión.

El pan Limpa es un pan de centeno proveniente de Suecia, donde también es conocido popularmente con el nombre de pan Potent. De hecho, en este país es más bien conocido en la traducción con la denominación de Vört Limpa.

Receta de pan Limpa

Nos encontramos ante un tipo de pan ciertamente delicioso y tremendamente nutritivo, porque entre sus ingredientes principales destaca sobre todo la presencia de harina de centeno, rica en vitaminas del grupo B, ácido fólico (vitamina B9) y A, además de minerales esenciales para el organismo. De hecho, es el cereal que más potasio y sodio contiene en comparación con otros cereales.

En lo que se refiere a las cualidades y beneficios que nos aportaría su consumo regular, es ideal para reducir los niveles altos de colesterol y triglicéridos, al mantener la correcta elasticidad de los vasos sanguíneos, previniendo las enfermedades cardiovasculares.

También aporta saciedad, por lo que su consumo es muy interesante y adecuado en dietas de adelgazamiento, al disminuir la sensación de hambre, de forma que las personas que lo consuman con las comidas tenderán en definitiva a comer menos.

Te recomendamos: Receta de pan de higos.

Receta casera de pan Limpa

Esta receta para elaborar pan Limpa es muy fácil, nada complicada y en poco tiempo podremos degustar un pan que queda exquisito y con textura blandita.

Delicioso pan Limpa sueco

Ingredientes:

  • 250 ml. de leche.
  • 125 ml. de agua.
  • 50 gramos de levadura.
  • 125 gramos de azúcar moreno.
  • Una cucharada grande o sopera de miel de caña.
  • 7 tazas de harina simple de trigo.
  • 2 tazas de harina de centeno.
  • Una cucharadita de sal.
  • Una cucharadita de canela.
  • Una cucharadita de anís en granos.
  • 50 ml. de aceite.

Elaboración:

Vamos calentando la leche y el agua a calentar a una temperatura de 37º. Diluimos en un cuenco la levadura, la miel de caña, y el azúcar moreno.

Seguidamente agregamos los dos tipos de harina, la sal, la canela, el anís y el aceite. Mezclamos y amasamos todo bien hasta que la masa se desprenda fácilmente de las paredes.

A continuación dejamos que la masa repose durante una hora y la tapamos con un paño. Mantenemos la masa en reposo hasta que haya doblado su volumen.

Espolvoreamos la encimera con un poco de harina.

Nuevamente amasamos y con la masa formamos un rulo. Cortamos el rulo en dos pedazos y los ponemos en dos moldes alargados o cualquier otro molde que hayamos elegido para el pan.

A continuación tapamos la masa con un paño y dejamos que repose hasta que vuelva a levar o subir. Mientras la masa sube vamos precalentando el horno con una temperatura de 200º C, durante 20 minutos.

Cuando la masa esté lista introducimos la masa en el horno y cocinamos durante 40 minutos con una temperatura de 200º C. Con cuidado retiraremos del horno el pan y lo dejamos enfriar. Cuando ya se haya enfriado podemos desmoldarlo.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest