cosmo

La manzana asada o al horno es una receta deliciosa, ideal para aliviar la gastritis y curar el estómago. Descubre cómo hacerla fácilmente en casa.

Entre las enfermedades y trastornos digestivos y estomacales que en definitiva más tienden a afectar a nuestro sistema digestivo nos podemos encontrar fundamentalmente con dos: la gastroenteritis, que consiste en una hinchazón del intestino causada por un virus o por una bacteria, y la gastritis, caracterizada por la irritación de la mucosa gástrica. Dado que en ambas enfermedades o condiciones nuestro estómago se encuentra resentido, lo más útil y recomendado es seguir una dieta especialmente pensada para estómagos delicados; es decir, aquella que sólo contenga alimentos que ayuden a proteger al estómago y no lo sobrecarguen.

En el caso particular de la gastritis, por ejemplo, podemos mencionar la dieta blanda para la gastritis, en la que se eliminan determinados alimentos y productos alimenticios poco recomendables para la buena salud digestiva (sobre todo en estos casos), y se aconsejan otros que sí son ideales. Dentro de los alimentos poco recomendables podemos mencionar: especias, salsas, comidas fritas y enlatadas, alimentos condimentados, embutidos, mantequilla, margarina, refrescos y café solo. Mientras que, dentro de los aconsejables, podemos mencionar: arroz hervido, zanahoria cruda o cocida, patatas asadas o hervidas, pescado hervido o al horno, pan tostado, yogurt líquido descremado y pera cocida, plátano maduro o manzana al horno o asada.

Manzana asada para la gastritis

Lo cierto es que la manzana es un alimento ideal para curar el estómago, siendo especialmente útil en caso tanto de gastritis como de gastroenteritis. No obstante, dado que cuando se consume cruda puede hacer que nuestro estómago se resienta aún más, la clave está en asarla o cocinarla al horno. En esta ocasión te explicamos cómo hacer manzana asada, muy fácil y en pocos minutos.

¿Qué necesitas? Ingredientes:

  • 2 o 3 manzanas

Pasos para hacer las manzanas asadas:

  1. Lava muy bien las manzanas.
  2. Pon el horno a 160ºC de temperatura. Cocina las manzanas en él durante 25-30 minutos, a fuego bajo para evitar que se quemen.
  3. Pasado este tiempo estarán listas.

Como consejos básicos a tener en cuenta, te recomendamos que la temperatura del horno nunca supere la indicada en esta receta, de esta manera evitarás que se quemen. Si lo deseas, puedes tomarlas en el desayuno, en la merienda o como postre (no obstante, recuerda que si tienes gastritis no es aconsejable sobrecargar mucho el estómago).

Imagen | Ulises Estrada

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest