cosmo

Receta para hacer kéfir de agua en casa. Descubre los ingredientes y pasos necesarios para preparar y fermentar el kéfir de agua, fácilmente y en pocos días.

El kéfir es uno de los alimentos más ricos en probióticos, que consisten en microorganismos vivos que ayuda a incrementar, mantener y mejorar nuestra flora intestinal, en la que encontramos bacterias esenciales que nos ayudan a mantener una buena salud, dado que un desequilibrio o una alteración en nuestra flora tiende a tener consecuencias negativas para la misma. El origen del kéfir lo encontramos en la región del Cáucaso, donde era sumamente común su elaboración.

Pero ¿qué es el kéfir?. Consiste en un alimento probiótico, concretamente en un producto lácteo fermentado, en cuyos nódulos o granos encontramos en asociación simbiótica distintos microorganismos tales como bacterias (Lactobacilus desidiosus, Lactobacilus brevis, Lactobacilus acidophilus y estreptococos lácticos) y levaduras (Sacharomyces delbruckii y Candida kephir), las cuales son las protagonistas de que el kéfir sea un producto natural sumamente saludable.

Receta de kéfir de agua

A la hora de hacer el kéfir debemos distinguir entre los dos tipos de kéfir que existen: el kéfir de leche, que en definitiva es aquel que se elabora con leche y del que se obtienen los importantísimos fermentos lácticos, y el kéfir de agua, que se elabora con agua purificada. Según algunos autores el kéfir de agua es más rico en propiedades y beneficios, aunque se piensa que esta cuestión es puramente una creencia. También es posible elaborarlo con leches vegetales.

Receta de kéfir de agua para hacerlo en casa

Ingredientes necesarios:

  • 3 cucharadas de nódulos hidratados de kéfir.
  • 60 gr. de azúcar integral de caña.
  • 2 dátiles o un puñado de uvas pasas.
  • Medio limón.
  • 1 litro de agua.

También necesitas un recipiente de vidrio, un lienzo o paño y una banda elástica.

Pasos para hacer el kéfir de agua en casa:

  1. En el recipiente de vidrio pon el agua, medio limón, los nódulos de kéfir de agua, las uvas pasas o los dátiles y el azúcar. Tápalo con un lienzo o paño y con una banda elástica.
  2. Déjalo a temperatura ambiente durante 2 o 3 días.
  3. Pasado este tiempo el kéfir ya habrá fermentado.
  4. Retira los dátiles o las uvas pasas, exprime el limón y añádelo.
  5. Lava los nódulos y el recipiente, y puedes volver a utilizarlos de nuevo.

Por otra parte, si quieres aprender a hacer kéfir de agua con leche, lee nuestro artículo sobre cómo hacer kéfir de agua con leche.

Cómo hacer kéfir de agua

Cómo conservar el kéfir de agua

Para conservar el kéfir de agua lo mejor es guardarlo en una botella de vidrio tapada con un corcho. Por otro lado, si durante unos días no quieres hacer más kéfir, puedes reservar los nódulos de kéfir en un bote con agua y azúcar.

¿Cómo volver a reactivarlos? Muy sencillo: sólo tienes que lavarlos bien y seguir el proceso normal, indicado anteriormente.

Imágenes | David Niergarth / fishermansdaughter

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest