cosmo

El café de diente de león es un excelente sustituto del café. Descubre cómo hacerlo fácilmente en casa con esta receta de café de raíz de diente de león.

Dentro de los distintos y diferentes sustitutos del café que pueden convertirse en excelentes alternativas de éste nos encontramos, sobretodo, con opciones más conocidas o populares por su tradicional uso, como es el caso de la achicoria, una planta cuyas hojas se usan como cualquier otra verdura o en ensaladas, y cuya raíz es secada, tostada y molida para la elaboración de café natural (o, mejor dicho, de sustituto del café).

También podemos encontrarnos con otras opciones igual de interesantes, pero menos conocidas. Es el caso del uso de la raíz de diente de león como sustituto del café, la cual es igualmente secada y tostada al horno, se muele con ayuda de un molinillo de café y se infusiona con agua caliente, pudiendo seguir –incluso- los mismos pasos que sigues al hacer tu café en la cafetera.

Café de diente de león

Ingredientes para hacer café de diente de león

  • 1 puñado de raíces de diente de león
  • 1 taza de agua
  • Agua (para limpiar las raíces)

¿Qué necesitas?

Además de los ingredientes que te hemos indicado en el apartado anterior, también necesitas:

  • 1 molinillo de café
  • 1 cazo
  • 1 cuchara
  • 2 tazas
  • 1 colador
  • 1 bandeja de horno

Raíz de diente de león

Pasos para hacer el café de diente de león

  1. Retira la planta de la raíz.
  2. Limpia las raíces bien. Para ello, ponlas en un cuenco o cazo y cúbrelas con agua, repitiendo vas veces y dejándolas luego en remojo durante algunas horas.
  3. Una vez pasadas varias horas, enjuágalas de nuevo varias veces (de esta forma eliminarás la tierra que hubiera podido quedar).

  4. Lavando las raíces de diente de león

  5. Separa las raíces, eliminando aquellas que se encuentren dañadas o no estén en óptimas condiciones.
  6. Con ayuda de un cuchillo corta las raíces a lo largo.
  7. Coloca las raíces en una bandeja de horno, y ponlas a secar a una temperatura de 100 ºC durante 5 horas.
  8. Una vez secas y tostadas colócalas en el molinillo de café y muélelas varias veces hasta que obtengas un polvo fino.
  9. Pon 1 o 2 cucharaditas de este polvo fino en un nuevo cazo, y pon el equivalente a una taza de agua, llevándolo a ebullición.
  10. Cuando empiece a hervir, baja el fuego y deja hirviendo a fuego lento entre 5 a 10 minutos.
  11. Mezcla bien con ayuda de una cuchara, y finalmente cuela y sirve en una taza.

Receta de café de diente de león

Si lo deseas, puedes endulzar con miel o con azúcar de caña integral, así como acompañar con leche de la misma forma que te tomarías un delicioso café con leche (pero en esta ocasión de café de raíz de diente de león).

Imágenes | AJ Batac / Seth Woodworth / Bart Everson

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest