cosmo

Si trabajas diariamente con el ordenador puedes sufrir el síndrome del ojo seco. Descubre cómo evitar los ojos secos de forma fácil y sencilla.

Se le conoce médicamente con el nombre del síndrome del ojo seco. Consiste en una alteración que se produce en la superficie de la córnea y la conjuntiva, debido ya sea a la falta de lágrimas o porque éstas son de mala calidad, lo que origina que la superficie del ojo no se encuentre bien lubricada, pudiendo causar problemas visuales, molestias oculares, sensación de picor constante e incluso lesiones en la córnea y la conjuntiva.

Entre sus causas más habituales nos encontramos con la disminución de la secreción debido a la edad, ya que con el envejecimiento se atrofian las células que generan la lágrima de forma constante. También puede producirse por cambios hormonales en las mujeres, determinados factores ambientales o algunas enfermedades sistémicas.

Consejos para evitar los ojos secos

Sin embargo, una causa olvidada es el uso constante del ordenador, algo muy habitual en personas que trabajan diariamente con él. Y es que cuando usamos la pantalla del ordenador la dificultad de la tarea que estemos realizando unida a la velocidad con la que aparece la información tienden a afectar de manera muy negativa a la frecuencia del parpadeo.

Como manifiestan muchos especialistas, los usuarios de ordenadores sólo tienden a parpadear hasta 5 veces por minuto, cuando por ejemplo en una conversación lo habitual es hacerlo hasta 25 veces por minuto.

Las consecuencias son evidentes: es habitual que aparezca el típico picor e irritación en los ojos después de haber utilizado la pantalla del ordenador durante algunas horas.

Precisamente para evitar la aparición del síndrome del ojo seco, lo aconsejable es hacer 20 parpadeos completos cada 3 horas de trabajo. Si este ejercicio se realiza durante tres o cuatro semanas tenderemos a parpadear más y mejor de manera inconsciente.

Imagen | Michael Gil

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest