cosmo

¿Cómo es el tratamiento médico del Virus del Papiloma Humano y qué podemos hacer para detener su evolución? Te explicamos qué hacen los médicos para curarlo y evitar que sea más peligroso.

Con el nombre médico de virus del papiloma humano (VPH) nos enfrentamos ante una variabilidad de distintos pertenecientes a la familia de los papillomaviridae. Se convierte en una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, y aunque existen más de 150 tipos de este virus, en realidad solo 20 ocasionan enfermedades en el ser humano.

Precisamente, la enfermedad más común afecta sobre todo al área genial, cuya infección puede ocasionar problemas benignos como por ejemplo sería la aparición de verrugas o condilomas acuminados (protuberancias que en ocasiones presentan forma de coliflor). Sin embargo, también puede ocasionar problemas más serios, como pueden ser lesiones precancerosas y cáncer de cuello de útero, vulva, vagina o pene (cuando afecta al hombre).

VPH: Cómo detener el virus del papiloma humano

En este sentido, los virus del papiloma humano considerados de alto riesgo son aquellos que ocasionan lesiones precancerosas y cáncer. Los serotipos incluyen el 16 y el 18, siendo responsables de alrededor del 70% de los cánceres de cuello de útero. También existen otros virus de alto riesgo, como son: 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 73 y 82.

Sin embargo, también existen serotipos de bajo riesgo que ocasionan la mayor parte de las verrugas genitales, pero rara vez se convierten en cáncer. son los papilomavirus 6 y 11.

Como manifiestan muchos médicos especialistas, en realidad la infección por el Virus del Papiloma Humano es la infección de transmisión sexual más común y frecuente, la cual tiende a afectar a alrededor del 20% de las mujeres, con una prevalencia mayor en chicas jóvenes hasta los 25 años de edad.

También existe un segundo pico de prevalencia respecto a las infecciones en mujeres, que se da en torno a los 40 años de edad, y que coincidiría con un periodo en el que se podrían producir la reactivación de infecciones previas, o porque se tienen nuevos compañeros sexuales infectados.

En cualquier caso, las infecciones de VPH se encuentran alrededor de todo el mundo, todas las personas de cualquier edad y cualquier género pueden ser afectadas por éste virus; incluso muchas de estas infecciones ocurren en la niñez de las personas mucho antes de comenzar a mantener relaciones sexuales, pero en la mayoría de los casos son descubiertas a tiempo.

sintomas-vph

La mejor forma de detener al Virus del Papiloma Humano, y sobre todo de evitar que ocasione mayores problemas, es a partir de un diagnóstico precoz y en especial a partir del tratamiento médico adecuado.

Te descubrimos: Consejos para prevenir el virus de papiloma humano

Pero antes de llegar al diagnóstico médico es necesario saber qué síntomas tiende a ocasionar este virus. En el hombre, por ejemplo, pueden no presentarse síntomas aunque de presentarse lo más común es que aparezcan verrugas genitales de la misma manera que lo hacen en la mujer. Estas verrugas pueden ser únicas o múltiples, poseer forma de coliflor, planas o con relieve. Además, pueden surgir en el pene, en la piel que recubre los testículos, alrededor del ano, en la ingle, glúteos o muslos.

En la mujer aparecen verrugas genitales que al igual que en el hombre pueden tener forma de coliflor, planas o elevadas. Con el paso del tiempo, si no son tratadas, pueden desaparecer, permanecer inalterables, multiplicarse y/o crecer.

Una vez surgen los primeros síntomas el diagnóstico de la infección por VPH se realiza a partir de 3 pruebas médicas:

  • Examen macroscópico: se caracteriza por la observación directa de las verrugas genitales cuando son externas, mientras que mediante colposcopia se observa el cuello uterino y la vagina.
  • Examen microscópico: consiste en la observación de células en citologías de cuello uterino y vaginas. También es posible la realización de biopsias de lesiones sospechosas.
  • Técnicas de biología molecular: mediante la detección del material genético del virus.
tratamiento-vph

Una vez hecho el diagnóstico se inicia el tratamiento, que persigue el objetivo de curar la infección y de sobre todo evitar que el virus pueda ocasionar problemas mayores. Para ello es importantísimo el tratamiento de las verrugas genitales, por ejemplo con la aplicación tópica de alguna crema que actúa directamente sobre ellas. Es el caso de la podofilina al 0.5%, o la Imiquimod al 5% que actúa activando las células del sistema inmunológico que atacan y destruyen al virus.

En caso de existir lesiones precancerosas de cuello uterino el tratamiento consiste en la aplicación de crioterapia, que congela el tejido y se aplica para lesiones pequeñas de menos de 20 milímetros. También existen otros tratamientos, como la escisión electro-quirúrgica por asa o la conización en frío con bisturí.

En cualquier caso, si se recibe el tratamiento médico adecuado existe una altísima tasa de curación y finalmente de supervivencia.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest