cosmo

El exceso de mucosidad puede pasar y quedarse en el pecho, con los riesgos de infección que ello supone. Descubre cómo desprenderla y eliminarla naturalmente con consejos naturales.

Cuando hemos atravesado un catarro, resfriado o gripe es posible que nos haya quedado restos de flema o moco en el pecho. El exceso de mucosidad es bastante incómodo a la vez que molesto, y debemos favorecer su expulsión para que el moco no se infecte y nos produzca otras complicaciones.

Siempre que no tengamos fiebre o cualquier otro síntoma que pudiera alertarnos de que algo no marcha bien, podemos recurrir a una serie de remedios caseros y a una alimentación adecuada así como a unos hábitos de vida saludables para favorecer la expulsión de la mucosidad.

Cómo desprender la mucosidad del pecho con remedios

Según aconsejan los especialistas en neumología, el mejor mucolítico natural que podemos tomar son los líquidos, agua, infusiones, jugos vegetales y los jugos de frutas, por lo que debemos aumentar su ingesta.

Los líquidos calientes sobre todo las infusiones, caldos, sopas favorecen la expulsión de la mucosidad ya que al estar calientes ablandan la mucosidad con lo que será más fácil arrancarlas del pecho.

Además de seguir una alimentación variada, sana y equilibrada es aconsejable aumentar también el consumo de alimentos que nos ayudaran a despejar de mucosidad el pecho, alimentos ricos en vitaminas y con propiedades que nos favorecerán y también aumentaran nuestras defensas.

Remedios naturales para desprender los mocos del pecho

Jugo de jengibre y miel

El jengibre posee propiedades antiinflamatorias, alivia la congestión en el pecho y nos ayuda a aumentar las defensas.

Lavamos bien la raíz de jengibre y con ayuda de una licuadora extraemos el jugo de jengibre.

Mezclamos una cucharadita de jugo de jengibre con una cucharadita de miel y tomamos.

De este preparado podemos tomar una cucharadita tres veces al día.

miel-jengibre

Jugo de rabanitos, naranja y miel de eucalipto

Los rabanitos nos aportan sus propiedades expectorantes y nos ayudan a aumentar las defensas.

Para preparar el jugo de rabanitos necesitamos:

  • 5 rabanitos.
  • El jugo de una naranja.
  • Una cucharadita de miel de eucalipto.

Preparación:

Lavamos los rabanitos y los ponemos en la licuadora para extraer su jugo.

Mezclamos el jugo de rabanitos con el jugo de naranja y le añadimos la cucharadita de miel.

El jugo de rabanitos podemos tomarlo tres veces al día.

Te recomendamos leer: Cómo aliviar los mocos.

Jugo de cebollas, limón, agua y miel

La cebolla favorece la expulsión de la mucosidad ya que ayuda a su disolución.

Para preparar este jugo necesitamos:

  • El jugo de una cebolla.
  • El jugo de un limón.
  • Misma cantidad que la que tiene el jugo de limón de miel y de agua mineral.

Mezclamos el jugo de limón con la miel y el agua mineral.

Con ayuda de una licuadora extraemos el jugo de la cebolla.

En un calentador ponemos el jugo de cebolla, y la mezcla anterior a calentar.

Una vez que esté caliente, apagamos el fuego.

Cuando esté tibia ya podemos tomarla.

De este preparado podemos tomar tres tazas al día.

cebolla-limon

Infusión de tomillo, jengibre y miel de tomillo

El tomillo posee propiedades que nos ayudaran a eliminar la mucosidad ya que es muy eficaz como expectorante y al añadirle jengibre y miel de tomillo sus propiedades se ven multiplicadas.

Para preparar esta infusión necesitamos:

  • Una cucharadita de tomillo.
  • Una cucharadita de raíz de jengibre rallada.
  • 200 ml. de agua mineral.
  • Una cucharadita de miel de tomillo.

Preparación:

Ponemos el agua en un calentador a hervir, y una vez que hierva añadimos el tomillo, el jengibre y dejamos hirviendo 2 minutos.

Retiramos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 minutos.

Colamos la infusión y le añadimos la cucharadita de miel.

Esta infusión podemos tomarla tres veces al día y mejor tomarla calentita para que nos ayude a suavizar y ablandar la mucosidad del pecho.

Consejos útiles para eliminar la mucosidad del pecho naturalmente

Como hemos dicho anteriormente el consumo de líquidos calientes nos ayudará a soltar la mucosidad por eso es conveniente incluir en el menú durante esos días sopas elaboradas con alimentos ricos en compuestos azufrados como la cebolla, el ajo, el puerro.

Consume durante esos días sopas calentitas como la sopa de cebolla, la sopa de ajo y la sopa de puerro. Para aumentar las defensas recurre a alimentos ricos en vitamina A como los orejones, come dos o tres orejones en el desayuno, y la merienda.

Recurre a las frutas ricas en vitamina C como los kiwis y las naranjas, esos días acompaña tus postres o meriendas con un yogurt y añádele trocitos de naranja o kiwi. Acompaña también tus desayunos con jugo de naranjas.

naranjas

Es aconsejable también mientras tengamos mucosidad en el pecho recurrir a los lavados nasales que podemos hacerlos con suero fisiológico, que podemos comprar en farmacias o hacerlo de forma casera, hacer también gárgaras para liberar la garganta de flemas, y tomar baños caseros de vapor inhalando simplemente agua o vapores con hierbas y plantas medicinales.

Podemos también seguir una serie de hábitos de vida saludables con los que contribuiremos a mejorar y a estar en mejor forma:

  • Mantenernos bien hidratados, beber al menos entre 1,5 y 2 litros de agua al día, que podemos combinar con infusiones, jugos vegetales y de frutas preferentemente ricas en vitamina C.
  • Aumentar esos días el consumo de sopas y caldos calentitos, destacando la sopa de cebolla, sopa de ajo, sopa de puerro, caldo de pollo.
  • Salir bien abrigados.
  • Caminar entre media hora o una hora al día de forma moderada.
  • Evitar el sedentarismo.
  • Evitar el consumo de tabaco y el consumo de alcohol.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest