cosmo

Consejos útiles y naturales para cuidar la piel desde dentro, de forma fácil y sencilla, porque solo así podremos disfrutar de una salud exterior excelente.

Además de la limpieza de cutis, ¿sabías que la piel podemos cuidarla también desde el interior? La alimentación y los hábitos de vida que llevamos a cabo todo los días se reflejará sin lugar a dudas en la piel de nuestro rostro por lo que es aconsejable comenzar una limpieza desde el interior con una buena hidratación, una alimentación sana y equilibrada así como realizar ejercicio físico diario y de forma moderada.

Cuando nuestra sangre y nuestro organismo están contaminados por toxinas y grasas es necesario recurrir a los remedios caseros que nos ayudarán a depurar la sangre y a liberarlo tanto de toxinas como de grasas.

Descubre cómo cuidar la piel internamente

La limpieza desde el interior comienza por estar bien hidratados por lo que debemos tomar entre un litro y medio y dos litros de agua al día. Además de tomar la cantidad necesaria de agua al día para cuidar nuestro organismo y nuestra piel recurriremos tanto a los jugos vegetales como a los jugos de frutas.

Los jugos vegetales los prepararemos con 2 o 3 vegetales cada día y la dosis aconsejada es tomar dos vasos de estos jugos vegetales al día. Los vegetales que no deben faltar son la zanahoria y el apio. No debemos mezclar con frutas ni añadirle azúcar.

Los jugos vegetales nos ayudarán a que la sangre fluya limpia y ayudarán también a la limpieza de los intestinos. Los jugos con frutas no debemos mezclarlos con vegetales y tampoco debemos endulzarlos.

Las frutas indicadas para depurar y desintoxicar el organismo son las siguientes: la naranja, las uvas, manzana, papaya. Los jugos de frutas se deben tomar por la mañana y no debemos tomarlo entre comidas para no mezclarlo con los alimentos.

Además de los consejos facilitados anteriormente es sumamente importante saber y buscar los nutrientes que favorecerán el cuidado de nuestra piel y buscarlo en los alimentos.

Nutrientes esenciales para la salud de la piel

  • Betacaroteno: es un pigmento vegetal considerado un antioxidante natural que nos ayuda a prevenir el envejecimiento de nuestras células. Podemos encontrarlo en los siguientes alimentos: tomates, calabaza, zanahoria, batata, pimiento rojo, naranjas, melocotón, cerezas, todas las verduras de hojas verdes.
  • Vitamina B6: la encontraremos en los siguientes alimentos: pescado azul, aceite de oliva, huevos, arroz, levadura de cerveza, frutos secos, semillas de girasol, ajo, aguacate, plátanos, en las carnes magras como el lomo de cerdo, en el hígado.
  • Vitamina E: se encuentra presente en los siguientes alimentos: espinacas, brócoli, pimiento, frutos secos como cacahuetes, piñones, almendras, avellanas, semillas de girasol, albaricoques secos.
  • Vitamina C: es un potente antioxidante y la encontraremos en los siguientes alimentos: los frutos cítricos como la naranja, mandarina, limón, lima, los frutos rojos, kiwi, papaya, tomate, verduras de hojas verdes, brócoli, berros, pimiento rojo, col de Bruselas, perejil, cilantro, cebollinos.
  • Cobre: lo encontraremos en: mariscos, crustáceos, carnes rojas, agua mineral, verduras secas, frutas deshidratadas como pasas, ciruelas, dátiles, aguacate, frutos secos, legumbres, cereales integrales, cacao.
  • Selenio: se encuentra presente en los siguientes alimentos: frutos secos, semillas de calabaza, legumbres, verduras, cereales, peras, fresas, uvas, ciruelas, levadura de cerveza, salvado y germen de trigo, carnes rojas, hígado, mariscos, huevos, leche y derivados lácteos.

cuidar-la-piel

Cómo podemos aprovechar los nutrientes para que beneficien a nuestra piel

Las pautas y consejos que a continuación vamos a facilitar nos ayudaran a que los alimentos conserven tanto los nutrientes como las vitaminas que contienen en condiciones óptimas:

  • A la hora de conservar las frutas y verduras lo haremos de manera que estén cubiertas y bien refrigeradas.
  • Las frutas se tomarán crudas y preferentemente con piel y antes de comerlas lavarlas bien.
  • Los vegetales que vayamos a comer crudos debemos lavarlos bien.
  • Las verduras sí hemos de cocinarlas las cocinaremos al vapor.
  • Las carnes y pescados a la plancha, asadas o preparadas al horno.
  • A la hora de envasar algunos alimentos hacerlo en envases provistos de cierre hermético en lugar fresco y seco, lejos del calor y de la luz.
  • A la hora de cocinar los alimentos hacerlo con poca cantidad de agua.
  • No alargar demasiado el tiempo de cocción.
  • Introducir en nuestra dieta alimentos integrales.
  • Evitar el consumo de alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas.

Siguiendo todos estos consejos útiles disfrutaremos de una buena salud en nuestra piel, cuidándola de forma totalmente natural desde el interior.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest