cosmo

¿Necesitas controlar tus nervios? Descubre algunos consejos naturales útiles para calmar los nervios naturalmente y de forma fácil.

Todos nos hemos puesto nerviosos más de una vez, e incluso seguro que en alguna que otra ocasión la situación se nos ha podido ir de las manos. El estrés, la ansiedad, los problemas comunes del día a día, las discusiones o problemas familiares o en el trabajo… son muchas las circunstancias que pueden influir de forma más o menos decisiva en que nos sintamos nerviosos. Eso sí, debemos diferenciar entre lo que significa una situación tensa esporádica, que nos pone nerviosos en un determinado momento, a una situación nerviosa que se produce de forma permanente.

Entre esas causas que pueden influir en que nos sintamos nerviosos en algún momento determinado, podemos encontrar: un examen, cantar o hablar en público, una reunión o evento social, o cuando tenemos que trabajar bajo presión y de forma rápida. Incluso situaciones algo más complicadas, como por ejemplo una discusión, un problema puntual en el trabajo o en casa…

Cómo calmar los nervios

Ante todas estas circunstancias la clave está en saber cómo calmar los nervios, y cómo controlarlos de forma completamente natural. Y es que no debemos olvidarnos de los efectos tan negativos que pueden provocar los nervios y la propia tensión nerviosa en nuestra salud, especialmente cuando éstos se mantienen en el tiempo y más que puntuales tienden a ser permanentes.

Consejos para controlar los nervios y calmarte naturalmente

1. Haz ejercicios de respiración

Los ejercicios de respiración consisten en técnicas sencillas y fáciles de seguir, que se basan en la realización de determinadas respiraciones durante un tiempo determinado, lo que nos ayuda a calmar nuestros nervios y también nuestra mente nerviosa y enfadada.

Un ejercicio de respiración básico consiste en comenzar por inspirar contando mentalmente hasta 8 (es decir: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8), para luego contener la respiración contando hasta 4. Finalmente, espira el aire contenido contando mentalmente de nuevo hasta 8. La clave está en repetir el proceso tantas veces como sea preciso, hasta que notes que tus nervios se han calmado.

respiracion

2. Opta por infusiones relajantes

De forma completamente natural puedes optar en casa por elaborar algunas infusiones relajantes, preparadas con plantas y hierbas con acción relajante, ideales para calmar los nervios y controlar la tensión que pueden causar determinadas situaciones o momentos. Las más interesantes para estos casos son las siguientes:

  • Infusión de tila: la tila se trata, sin duda alguna, de una de las plantas sedantes y relajantes más conocidas y populares. Para elaborar su infusión sólo necesitas una cucharadita de tila y una taza de agua. Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua, de forma cuando empiece a hervir añade la tila. Deja hirviendo 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos. Cuela y bebe.
  • Infusión de melisa: hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua. Cuando el agua alcance el punto de ebullición añade una cucharada de melisa. Deja hervir durante 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos. Finalmente cuela y bebe.
  • Infusión de pasiflora: la pasiflora es una planta con acción relajante, que además ayuda de forma muy positiva en caso de insomnio y problemas para conciliar el sueño. Para elaborar su infusión debes hervir en un cazo una taza de agua, de forma que cuando el agua empiece a hervir añade la cucharadita de pasiflora, dejando hirviendo por 3 minutos. Luego apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos. Cuela y bebe.

infusion-relajante

3. Cuenta hasta 100 y visualiza que todo va a ir bien

Si te pone nervioso/a una determinada situación a la que debas enfrentarte, como por ejemplo un examen o una charla en público, o más bien se trata de una tensión nerviosa causada por alguna discusión, puede serte muy útil contar hasta 100 de forma pausada y cerrando los ojos, tratando de calmar la mente y también los nervios.

Por otro lado, visualizar todo va a ir bien y que todo saldrá como esperas te ayudará a controlar los nervios y no dejar que éstos te superen.

4. Practica ejercicio físico regularmente

¿Sabías que quienes practican ejercicio físico con regularidad controlan más su estrés y se ponen menos nerviosos?. Está comprobado científicamente que realizar deporte regularmente aumenta –y mejora- tanto tu humor como tu estado de ánimo, de forma que te ayuda a responder mejor a los problemas y a las preocupaciones.

Recuerda que lo ideal es practicar al menos 30 minutos de ejercicio físico cada día. Puedes optar por correr, hacer bici o simplemente por caminar a ritmo ligero.

Imágenes | Rennett Stowe / Alex Campos / Selina

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest