cosmo

El reuma tiende a causar dolores en los huesos, articulaciones y músculos. Descubre cómo calmar los dolores reumáticos de forma natural con algunos remedios útiles.

El reuma es una enfermedad considerada como un padecimiento agudo o crónico. Esta enfermedad afecta a los huesos, articulaciones y músculos produciendo dolor y dificultad de movimiento, el dolor se ve aumentado con el movimiento y el cansancio.

Son muchas las enfermedades reumáticas las cuales se encuentran recogidas bajo el nombre de reuma. La enfermedad más conocida dentro de las reumáticas es la artrosis, aunque también existen otras enfermedades reumáticas como por ejemplo es el caso de la artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, fibromialgia, gota, osteoporosis o el lupus.

Consejos naturales para calmar el reuma

Ante síntomas o sospechas de padecer de alguna de estas enfermedades debemos acudir al médico para que nos haga la revisión oportuna y nos diagnostique la enfermedad y para que nos paute el tratamiento adecuado a nuestro caso.

No debemos medicarnos por nuestra cuenta, ya que puede resultar peligroso. Por lo general para ayudar a calmar el dolor suelen prescribir analgésicos así como antiinflamatorios. También son apropiadas las sesiones de fisioterapia o rehabilitación prescritas también por el médico especialista.

Algunos remedios caseros preparados con productos totalmente naturales y con plantas medicinales con las propiedades adecuadas nos pueden ayudar a calmar el dolor.

Cómo preparar 3 remedios naturales para calmar el dolor causado por el reuma

Aceite de lavanda para calmar el dolor

Para preparar este aceite de lavanda necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 75 gramos de flores de lavanda secas.
  • Medio litro de aceite de oliva virgen.

Preparación:

Ponemos las flores de lavanda en un frasco de cristal y añadimos el aceite de oliva.

Cerramos bien el frasco y lo dejamos macerando durante 15 días en un lugar de la casa en la que el sol de directo.

Durante el tiempo de maceración removemos el aceite al menos una vez todos los días.

Transcurrido el tiempo colamos el macerado y lo conservamos en un frasco de cristal con cierre hermético.

Guardaremos el frasco en lugar oscuro, donde no llegue la luz.

aceite-lavanda-reuma

Aplicación:

Ponemos un poquito de aceite de lavanda en la mano y lo aplicamos sobre la zona dolorida con un suave masaje.

El aceite de lavanda podemos utilizarlo 2 veces al día.

Mascarilla de arcilla verde para calmar el dolor

Con la mascarilla de arcilla verde y aceite esencial de menta piperita haremos una cataplasma.

Esta mascarilla de arcilla verde podemos aplicarla tanto caliente como fría.

Preparamos la cataplasma de arcilla de la siguiente manera:

En un pequeño cuenco de plástico ponemos una cucharada sopera de arcilla verde y añadimos agua poco a poco para ir haciendo una crema.

Agregamos 3 gotas de aceite esencial de menta piperita y removemos.

Aplicación:

Ponemos el preparado de arcilla sobre una gasa estéril o compresa y aplicamos la cataplasma sobre la zona dolorida.

Mantenemos la cataplasma puesta durante una hora y dos veces al día.

Baño calmante con romero y eucalipto

Los baños con agua tibia y aceites esenciales apropiados para mitigar el dolor son muy eficaces para mejorar los dolores que se producen cuando padecemos de alguna enfermedad reumática.

Para preparar el baño calmante, llenaremos la bañera con suficiente agua tibia de forma que el cuerpo quede todo sumergido.

romero-reuma

Mezclamos 5 gotas de aceite esencial de eucalipto con 5 gotas de aceite esencial de romero y una cucharada sopera de vinagre de manzana.

Removemos para diluir bien y lo incorporamos al agua tibia.

Con cuidado introducimos el cuerpo y disfrutamos del baño calmante durante 20 minutos.

Este remedio para calmar el dolor como habrás podido comprobar está indicado para cuando el dolor nos afecta a la mayor parte de las articulaciones o a casi todo el cuerpo.

Si acaso el dolor estuviera localizado de manera individual, por ejemplo, solo brazos, manos, o pies, prepararemos menos cantidad y utilizaremos una palangana u otro recipiente donde podamos sumergir el miembro dolorido y mantenemos durante 20 minutos.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest