cosmo

Cuando tenemos diarrea perdemos muchos líquidos y sales. Descubre cómo reponerlos con estos consejos útiles para aportar sales a tu organismo después de episodios de diarrea.

La diarrea es una alteración de los intestinos que aparece por diferentes causas: una intoxicación alimentaria, una infección por un virus determinado (rotavirus, norovirus, astrovirus o adenovirus entérico) y también por la existencia de alguna enfermedad o patología como por ejemplo es el caso del síndrome de intestino irritable o la enfermedad de Crohn o la insuficiencia del páncreas. Asimismo, puede surgir como consecuencia de un mantenimiento constante tanto del estrés como de la ansiedad, que ocasionan nervios y tensión en nuestro estómago e intestinos y no llevan a cabo de forma correcta sus diferentes funciones básicas.

El síntoma más que evidente de que sufrimos diarrea es la aparición de un aumento en el número de deposiciones, más de 3 deposiciones al día, y la disminución de la consistencia, al ser mucho más líquidas o muy blandas. Pero también es común que estos dos signos se acompañen de otros, tales como: náuseas, vómitos, dolor abdominal, intolerancia a la comida, sudoración excesiva, dolor muscular y fiebre.

Consejos para aportar sales a nuestro cuerpo después de la diarrea

La recomendación básica a seguir cuando tenemos diarrea es beber líquidos en abundancia, dado que de esta manera estaremos aportando a nuestro organismo líquidos y lo hidrataremos de manera correcta, evitando que aparezca la deshidratación. No obstante, debes tener en cuenta que tener la boca pastosa y seca es ya un síntoma de deshidratación, por lo que la clave está en tratar de beber líquidos cada poco tiempo y siempre a pequeños sorbos para evitar llegar a este punto.

¿Por qué se pierden líquidos con la diarrea?

Cuando tenemos diarrea, ya sea por una intoxicación alimenticia, por la infección de un determinado virus o por alguna enfermedad inflamatoria del intestino, se produce un cambio en las evacuaciones intestinales que ocasiona la aparición de heces más líquidas y blandas de lo normal. Como consecuencia, los líquidos no se absorben.

Es más, la diarrea aumenta la pérdida de líquidos a través de las evacuaciones, y junto con este líquido también se pierden sales, que consisten en sustancias químicas que nuestro organismo necesita para poder funcionar de forma correcta. Especialmente en los bebés, en los niños pequeños y en adultos de mayor edad, esta pérdida de líquidos puede llegar a ser grave.

liquidos-diarrea

Es habitual que con la diarrea, si no se aportan líquidos de forma adecuada, aparezca deshidratación, cuyos síntomas más claros son: boca y lengua secas, sed, orinar de color oscuro y con menor frecuencia de lo normal, piel seca, cansancio, mareos y desmayos.

Consejos para aportar sales a nuestro cuerpo después de tener diarrea

En muchos casos el único tratamiento médico necesario es reemplazar los líquidos y las sales perdidas de nuestro organismo con la diarrea. Por tanto, por un lado para aportar líquidos es necesario beber agua a pequeños sorbos, caldos y sopas, infusiones y jugos de frutas. Pero, ¿y a la hora de aportar sales?.

En estos casos el suero es siempre la mejor opción, ya que consiste en una disolución en agua de sales minerales y glucosa que aporta al organismo aquellos compuestos y sustancias valiosas y fundamentales que ha perdido a través de la diarrea.

En las farmacias se venden sueros en sobres, que se preparan mezclándolo con un poco de agua. En este sentido, una pauta habitual es mezclar el contenido de un sobre por un litro de agua en una jarra de vidrio, y beber a lo largo del día en pequeños sorbos.

aportar-sales-diarrea

También es posible elaborar en casa nuestro propio suero casero. ¿Cómo? Solo necesitas 1 litro de agua mineral, 2 cucharadas soperas de azúcar, media cucharadita de sal, media cucharadita de bicarbonato de sodio y 1 taza de jugo de limón. Lo debes mezclar todo bien y beberlo igualmente poco a poco a lo largo del día.

Como vemos, cuando tenemos episodios de diarrea es importantísimo aportar líquidos y sales a nuestro organismo, con el fin de reponer lo perdido y evitar llegar a la deshidratación y a que, por tanto, nuestro cuerpo no pueda funcionar de forma correcta.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest