cosmo

La alergia primaveral (también conocida como alergia al polen o rinitis alérgica) puede aliviarse naturalmente siguiendo algunos remedios y consejos útiles. Te los explicamos.

Una vez ha llegado la primavera hemos dejado el invierno atrás, y con él el frío, la lluvia, los días oscuros, para entrar en esta maravillosa estación, en la que los días comienzan a estar algo más calentitos, vemos más ratitos de sol, los días son algo más largos y nuestro cuerpo se revoluciona.

En primavera todo florece y con ello empieza el verdadero problema para las personas que son alérgicas al polen. Durante esta estación comienzan a florecer todas las plantas, el polen aumenta y comienza a disiparse.

Cómo disminuir los síntomas de la alergia en primavera naturalmente

La alergia al polen de las plantas es conocida como rinitis alérgica estacional, es un trastorno respiratorio que afecta aproximadamente a una de cada cinco personas. La rinitis alérgica estacional cursa con varios síntomas, algunos bastante molestos: entre los más destacados podemos mencionar el lagrimeo persistente, mucosidad líquida, congestión de nariz, estornudos, inflamación de los párpados, decaimiento y el cansancio.

No solo las personas alérgicas sufren una bajada de defensas en esta época. Otras personas no alérgicas pueden verse afectadas por el cambio de estación con lo que su salud se ve resentida, bajada de defensas, presentan apatía, tristeza, bajo estado de ánimo, cansancio, es lo que se conoce como astenia primaveral.

Para aliviar los síntomas que acompañan a la alergia primaveral podemos recurrir a los remedios caseros preparados con productos naturales que nos ayudaran a sobrellevar mejor estos momentos.

Remedios caseros para aliviar los síntomas de la alergia primaveral

Infusión de eufrasia para aliviar las molestias de los ojos

La eufrasia es una planta medicinal con muchas propiedades beneficiosas para tratar diferentes afecciones de los ojos, es calmante, antiinflamatoria, colirio natural.

La infusión de eufrasia nos ayudará a mejorar los síntomas del lagrimeo persistente así como a reducir la inflamación de los párpados. Por tanto, con esta maravillosa infusión haremos unos lavados para los ojos.

Prepararemos la infusión con 10 gramos de planta de eufrasia y una taza de agua mineral.

Ponemos el agua a hervir, y cuando comience a hervir añadimos la eufrasia. Retiramos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 minutos. Colamos la infusión, y la dejamos enfriar.

Aplicación de los baños oculares:

Una vez fría la infusión mojamos una gasa estéril en la infusión y la aplicamos en los ojos.

Te recomendamos: La alergia primaveral.

Infusión de marrubio blanco para aliviar la congestión nasa

La infusión de marrubio nos ayuda a mejorar los incómodos síntomas de la congestión nasal, estornudos, mucosidad líquida.

Para preparar la infusión de marrubio necesitamos dos cucharaditas de planta de marrubio y una taza de agua mineral.

Ponemos el agua a hervir y una vez que comienza a hervir añadimos el marrubio. Retiramos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 minutos. Colamos la infusión y cuando esté fría ya podemos tomarla.

Si se prefieren las infusiones con un toque dulce, endulzamos al gusto, con una cucharadita de miel, azúcar morena de caña o estevia.

De la infusión de marrubio podemos tomar una antes de las comidas.

marrubio-alergia

Consejos útiles para prevenir la alergia en primavera

El mejor tratamiento es la prevención por eso debemos fortalecer nuestro sistema inmunitario durante el año para que cuando llegue la primavera nos pille con las defensas en plena forma.

Para reforzar nuestras defensas la alimentación juega un papel importante con lo que debemos buscar y comer los alimentos que más nos favorezcan.

Para estos casos los alimentos con propiedades antihistamínicas y antiinflamatorias vienen muy bien como la col, coles de Bruselas, espinacas, brócoli, guisantes, tomates, ajo, ajetes, cebollas, cebolla morada, puerro, pera, manzana, uva, arándanos, fresas, frutos rojos, papaya, piña, kiwi, o la naranja y bebidas como el té verde, el té blanco,

Los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 como los pecados azules. Los probióticos como el yogurt, el kéfir, leche fermentada, quesos fermentados.

Incluir además alimentos ricos en selenio y en zinc como verduras de hojas verdes, legumbres, cereales integrales, germen de trigo, pescado, marisco, hígado, carnes rojas, pollo, pavo, leche y productos lácteos, huevos, nueces, plátanos, semillas de calabaza y sésamo.

Algunos hábitos de vida poco saludables pueden predisponernos y ser más susceptibles a una bajada de defensas como, una dieta desequilibrada, el estrés, la falta de sueño o de descanso y el sedentarismo.

consejos-alergia-primaveral

Debemos proponernos llevar a cabo unos hábitos de vida saludables durante todo el año para poder hacer frente a los cambios estacionales que tienen lugar durante el año, no solo la primavera.

Algunas personas ven resentidas también su salud con la llegada del otoño, a continuación facilitamos unos saludables consejos:

  • Llevar una dieta variada, sana y equilibrada.
  • Hidratarnos bien tomando al menos 1,5 litros o 2 litros de agua al día que podemos alternar con jugos vegetales o de frutas y con infusiones que nos ayuden a subir las defensas como, de malvavisco, equinácea, escaramujo, romero, tomillo, té verde, té blanco.
  • Evitar en lo posible las situaciones que nos generen estrés, ansiedad.
  • Dormir al menos 8 horas cada día para estar descansados al día siguiente.
  • Caminar al menos 30 minutos al día, evitar salir cuando veamos que hay mucho polen suelto por el aire.
  • Evitar el sedentarismo
  • Practicar también alguna actividad que nos ayude a relajarnos, meditación, yoga y taichí.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest