cosmo

Tener los pies cansados y doloridos es muy normal, sobre todo después de un día de duro trabajo. Te descubrimos cómo aliviar el cansancio y dolor de pies naturalmente.

Los pies sostienen todo el peso de la columna vertebral y es normal que después de un largo y duro día de trabajo o al finalizar el día notemos cansancio en los pies. Si a eso le sumamos un calzado poco adecuado los pies aún se resienten más. Por eso es necesario que nos calcemos unos buenos zapatos cómodos y también dedicarle a los pies los cuidados necesarios para tener unos pies bonitos y descansados.

Tener los pies cansados es algo totalmente normal y habitual, que tiene que ver sobre todo con nuestros propios quehaceres diarios; es decir, con nuestras tareas diarias, en especial cuando tendemos a mantenernos muchas horas de pie por nuestro trabajo.

Remedios para los pies cansados

Pero ésta no es la única causa, ya que también tienen mucha relación en definitiva tanto el estrés como el cansancio en sí mismo, que suele reflejarse especialmente en el molesto dolor de pies.

Remedios caseros para aliviar los pies cansados

Baño reparador para pies cansados

Este baño es ideal para cuando hayamos finalizado nuestra jornada, al llegar a casa y descansar los pies.

Para preparar este baño relajante necesitamos los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de bicarbonato sódico alimentario.
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • Agua tibia en suficiente cantidad para sumergir los pies.

Ponemos el agua tibia en una palangana o barreño y agregamos el bicarbonato y el aceite de lavanda.

Removemos y sumergimos los pies.

Disfrutamos del baño reparador durante 20 minutos.

A continuación nos secamos bien los pies, sobre todo entre los dedos.

Te recomendamos: Cómo evitar las durezas y callos de los pies.

Baño para suavizar los pies

Para preparar este baño suavizante necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 5 cucharadas de arcilla blanca.
  • Una cucharadita de aceite de oliva virgen.
  • 2 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • Agua tibia en cantidad suficiente para sumergir los pies.

Ponemos el agua tibia en una palangana o barreño, añadimos la arcilla blanca y removemos para disolverla con una cuchara de madera o de plástico.

Una vez disuelta agregamos el aceite esencial de lavanda.

Sumergimos los pies, nos relajamos y disfrutamos de este baño suavizante para pies durante 20 minutos.

bano-suavizar-pies

Masaje con aceites esenciales para masajear y relajar los pies cansados

Los aceites esenciales son ideales para masajear diferentes partes del cuerpo, por tanto son también ideales para masajear y relajar los pies cansados.

Para aplicarnos un masaje reparador de pies cansados necesitamos:

  • Una cucharada de aceite de almendras dulces.
  • 3 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 3 gotas de aceite esencial de menta piperita.

Mezclamos los aceites y lo aplicamos en los pies a la vez que nos masajeamos suavemente, primero un pie y después el otro, dedicando 5 o 10 minutos a cada pie.

Al finalizar el masaje nos retiramos el aceite con agua tibia.

No te pierdas: Cómo aliviar las rozaduras de los zapatos con estos remedios naturales.

Crema suavizante para pies cansados

Esta crema suavizante casera es muy fácil de elaborar y con ella podemos relajar y aliviar los pies cansados.

Prepararemos esta crema con los siguientes ingredientes:

  • 4 cucharadas de miel.
  • 3 gotitas de aceite esencial de romero.
  • 3 gotitas de aceite esencial de menta.

Calentamos un poco la miel para que se quede líquida.

Añadimos los aceites esenciales y removemos bien.

Aplicamos un poco de crema y masajeamos suavemente con movimientos circulares.

Primero lo haremos con un pie y luego el otro durante 5 o 10 minutos.

A continuación lavamos bien con agua tibia.

crema-miel-pies-cansados

Consejos para descansar los pies

Para descansar los pies no es suficiente con descalzarnos los zapatos y levantar los pies, debemos procurar a los pies el cuidado necesario para sentirlos descansados y evitar también que resulten doloridos.

A continuación facilitamos una serie de consejos para cuidar los pies y evitar en lo posible el cansancio.

Las características del calzado son un aspecto importante frente al cansancio, debemos por tanto calzarnos unos zapatos lo más cómodo posible, que no sean ajustados, flexibles, y de la talla correcta.

No debemos abusar de la sal, ya que podemos retener líquido, y los pies resultar hinchados al finalizar el día.

Es buenos masajear la planta de los pies con una pelota de tenis, también sí podemos permitírnoslo caminar sobre la arena en la orilla de la playa es bueno para la estimular la circulación sanguínea en los pies.

También es muy útil y recomendado preparar un baño relajante para descansar los pies al finalizar el día, así como masajear los pies con movimientos circulares después de la ducha.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest