cosmo

Las punzadas de gases son un síntoma habitual cuando tenemos flatulencias, y resulta muy doloroso, por ello es útil saber cómo calmar el dolor y cómo aliviarlas. Descubre algunos consejos naturales muy recomendados.

Todos hemos sufrido gases en algún momento. Incluso es posible que justo en estos instantes los estés sufriendo. Y es que no hay duda que la producción de gases se trata de un proceso norma de nuestro sistema digestivo durante el propio proceso de la digestión, el cual cuenta con dos formas de expulsión: ya sea a través de eructos (por la boca), o mediante flatulencias (por el recto).

Sus causas pueden ser en realidad muy variadas, aunque influyen sobre todo comer demasiado deprisa o hablar mientras comemos, dado que tendemos a tragar más aire del que en verdad debiéramos. También influyen otros hábitos, como por ejemplo fumar o masticar chicle, a la vez que existen determinados alimentos que pueden causar su molesta aparición como por ejemplo seguir una dieta con exceso de fibra o consumir leche y sus derivados cuando se sufre intolerancia a la lactosa.

Punzadas de gases

Entre los síntomas que las flatulencias pueden causar, las punzadas son sin duda alguna las más molestas, ya que cursan con dolor en el abdomen, que se sienten como dolorosos pinchazos que se expanden por toda la barriga, pudiendo sentirse incluso en la boca del estómago y llegar hasta el pecho.

Consejos naturales para calmar el dolor causado por las punzadas de gases

Agua caliente o manta eléctrica

Hace algún tiempo nos preguntábamos si es bueno aplicar calor en el estómago. Lo cierto es que ya en el año 2006 un grupo de científicos demostró que aplicar calor en la zona donde se presente dolor activa los receptores del calor localizados en esa zona, bloqueando el efecto de los mensajeros químicos que hacen que nuestro organismo lo detecte. Es decir, actúa de una forma bastante similar a cómo funcionan los medicamentos analgésicos.

En este sentido, el agua caliente o la manta eléctrica puede ser útil para aliviar el dolor por punzadas de gases. Para ello puedes calentar una bolsa con agua o bien utilizar una manta eléctrica y ponértela sobre el abdomen sin quemarte, dejando actuar durante 20 minutos.

Agua con limón

Aunque suele ser un remedio natural no tan popular ni conocido, el agua con limón es una opción excelente que ayuda a combatir el dolor causado por los gases.

agua-limon-gases

Para poder disfrutar de esta cualidad solo necesitas poner a calentar en un cazo o cacerola el equivalente a una taza de agua. Mientras se calienta parte un limón por la mitad y exprímelo para obtener todo su jugo.

Una vez caliente, apaga el fuego, sirve en una taza y añade el jugo de limón recién exprimido. Mezcla un poco y bebe.

Infusiones medicinales naturales

Existen determinadas infusiones elaboradas con plantas medicinales que pueden ser de gran ayuda a la hora de reducir, calmar y aliviar el dolor causado por punzadas de gases. A continuación te destacamos las más útiles e interesantes:

  • Infusión de anís verde: el anís verde es una planta medicinal cuyas semillas son digestivas, útiles para aliviar las flatulencias.
  • Infusión de comino: el comino actúa de la misma manera que el anís verde. Además, se combina a la perfección con otras plantas medicinales antiflatulencias como por ejemplo es el caso del anís verde.
  • Infusión de boldo: el boldo es una planta útil que además de aliviar los gases es un excelente tónico hepático, adecuada a su vez para depurar y desintoxicar el hígado de manera natural.

anis-gases

Para elaborar estas infusiones solo tienes que hervir en un cazo el equivalente a una taza de agua. Cuando empiece a hervir, añade una cucharadita de la planta que hayas escogido, y deja hervir 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos. Finalmente cuela y bebe.

Decocción de apio

Además de las infusiones indicadas anteriormente, también puedes elaborar una decocción de apio la cual se convierte en una opción natural tan excelente como maravillosa para aliviar los gases.

Para elaborar este remedio solo necesitas un manojo de apio y medio litro de agua. En primer lugar pon el agua en un cazo, lava bien el apio e incorpóralo al agua, y deja hervir 5 minutos. Pasado este tiempo apaga el cazo, tapa y deja en reposo 5 minutos. Finalmente cuela y bebe, preferiblemente en el momento en que tengas gases.

Para prevenir la aparición de los gases es recomendable beber esta decocción antes de cada comida.

Imágenes | iStock / Anastasia R / green

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest