cosmo

No hay nada más molesto que la tos seca o irritativa. Descubre cómo calmar los ataques de tos y la irritación con estos consejos naturales fáciles de hacer en casa.

Básicamente podríamos definir a la tos como la expulsión violenta, brusca y ruidosa del aire que contienen los pulmones. Esta tos tiende a ser producida por la irritación de nuestras vías respiratorias, o con el objetivo de mantener el aire de los pulmones limpios ante la presencia de sustancias extrañas. Se convierte, básicamente, en una forma importantísima y útil para mantener nuestra garganta y las vías respiratorias despejadas.

No obstante, cuando tenemos demasiada tos puede ser un indicativo de que estamos sufriendo algún tipo de enfermedad o afección respiratoria, lo que dependerá a su vez en el tipo de tos que tengamos.

Remedios naturales para la tos seca

Por ejemplo, la tos productiva es aquella en la que se expulsa moco (o flema), mientras que la tos seca se caracteriza por ser un tipo de tos en la que no se produce expectoración ni esputo, y generalmente tiende a ser irritativa.

¿Qué es la tos seca y por qué aparece?

La tos seca es también conocida como tos irritativa, fundamentalmente porque es una tos no productiva, de ahí que desde un punto de vista médico también sea conocida con el nombre de tos improductiva.

¿Y por qué se la conoce médica y popularmente como tos seca? Fundamentalmente porque se trata de una tos fuerte que no produce expectoración, no segregando flema (cuando esto sí ocurre se conoce con el nombre de tos productiva). De ahí que también sea denominada como tos improductiva.

A diferencia de la tos productiva o que sí segrega flema o mocos, la tos seca tiende a causar auténticos -y molestos- ataques de tos. De hecho, quienes ya la han padecido es bastante probable que hayan notado una evidente diferencia con la tos productiva.

Y es que mientras que ésta tiende a calmarse al toser y eliminar la flema presente en la garganta o al tragar, la tos seca no se alivia de forma tan sencilla y simple. Es decir, no importa que tosas o tragues con el objetivo de aliviarla, en realidad no servirá de mucho.

La tos seca aparece cuando las vías respiratorias se irritan, como consecuencia de una inflamación de la mucosa bronquial o la laringe, o simplemente por la penetración en estas vías de cuerpos extraños. También una reacción alérgica puede causar su aparición.

Dependiendo de la causa que ocasione la aparición de la tos seca también pueden o no surgir distintas molestias relacionadas. Por ejemplo, cuando la causa se debe a una inflamación también es habitual que aparezcan otros síntomas como dolor de garganta, carraspera y estornudos constantes.

Cómo calmar los ataques de tos seca de forma natural

En primer lugar debemos tener en cuenta que, en realidad, la tos es un mecanismo de defensa que nuestro organismo utiliza con el fin de limpiar las vías respiratorias. Por este motivo son muchos los médicos que consideran que la tos no debería reprimirse de manera obligatoria mediante la administración de medicamentos o fármacos.

Eso sí, siempre y cuando la tos no fuera muy intensa o frecuente, dado que en caso contrario la mucosa podría llegar a sufrir daños. En este sentido los antitusivos (medicamentos inhibidores de la tos) sí son bastante útiles, ayudando especialmente durante la noche cuando la tos seca no deja conciliar un sueño reparador.

No te pierdas: Cómo hacer un jarabe de cebolla, ajo, miel y limón

Por otro lado, desde un punto de vista natural existen algunos consejos naturales que pueden ser de grandísima ayuda, especialmente cuando se presentan ataques de tos seca y no encontramos la forma de poder aliviarlos. Los más útiles son los siguientes.

jarabe-miel

Jarabe casero de anís, clavos y manzanilla

En casa podemos elaborar distintos jarabes caseros especialmente útiles cuando estamos agripados o resfriados. Y también podemos preparar alguno que sea sobre todo adecuado contra la tos seca.

Para este caso en particular podemos elaborar un jarabe de anís, clavos y manzanilla. Para ello usaremos un puñado de clavos, un puñado de manzanilla, un puñado de anís verde, miel y jugo de limón.

Para elaborarlo en primer lugar vamos a elaborar una infusión con las 3 plantas y hierbas indicadas: pon el equivalente a dos tazas de agua en un cazo y hierve durante 5 minutos los clavos, la manzanilla y el anís. Pasado este tipo apaga el fuego, tapa y deja reposar otros 5 minutos más.

Luego cuela la bebida y mezcla con abundante miel y jugo de limón recién exprimido, hasta que adquiera consistencia de jarabe pegajoso. Reserva en un tarro de vidrio y toma dos cucharadas de este jarabe tres veces al día, sobre todo en aquellos momentos en que la tos seca haga acto de presencia.

leche-con-miel

Leche tibia con miel

¿Quién no conoce un remedio casero tan antiguo como popular, consistente en tomar un vaso de leche tibia endulzada con miel? Antaño lo utilizaban mucho nuestras abuelas, fundamentalmente porque se convertía en un tratamiento natural excelente a la hora de aliviar y calmar la tos.

Descubre más: Miel para la gripe y el resfriado

Eso sí, es una opción útil solo cuando se presenta tos secas sin flema, puesto que la leche está contraindicada en casos de tos productiva porque tenderá a aumentar la mucosidad ocasionando aún más problemas.

Para preparar este remedio natural solo tienes que poner leche en un vaso y calentarla poco hasta que esté tibia. Luego endúlzala con un poco de miel y bébela poco a poco. Te ayudará también a calmar el dolor de garganta causado por la irritación.

infusion-tos-seca

Una cucharada de miel

Este es, probablemente, uno de los remedios contra la tos seca más simples y sencillos, fundamentalmente porque solo necesitas un único ingrediente natural: miel pura de abeja, sobre todo si se trata de miel oscura (la cual de acuerdo a distintos estudios científicos es muchísimo más efectiva y saludable que la miel clara).

Solo tienes que tomarte una cucharada de miel oscura pura de abeja 3 veces al día, hasta que la tos seca mejore.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest