cosmo

La gingivitis es la inflamación de las encías. Sus causas son muy variadas y conocerlas ayuda a prevenir su aparición. También te descubrimos consejos útiles para aliviar sus síntomas.

La gingivitis es una enfermedad dental en la que se produce una inflamación de las encías. Cuando se encuentra en la primera fase es más fácil de curar ya que la placa dental que es la causante de esta enfermedad aún no ha afectado al hueso y al tejido conectivo que sostiene la dentadura.

Si no acudimos a tiempo al dentista o dejamos a medias el tratamiento para curar la gingivitis el daño es más difícil de curar llegando a provocar una periodontitis y dañar tanto dientes como mandíbula.

Cómo calmar los síntomas de la gingivitis de forma natural

Los síntomas que nos pueden alertar de estar padeciendo gingivitis son: encías rojas, hinchadas, sensibles o que sangran con el cepillado. También es habitual tener la mandíbula retraída, los dientes tienen apariencia alargada y se producen bolsas en las encías y entre los dientes.

Por otro lado, son igualmente comunes otros síntomas o signos relacionados con la gingivitis, como pueden ser el mal aliento o tener la sensación de mal gusto o mal sabor en la boca.

La mejor prevención frente a la gingivitis es la limpieza bucal y la constancia en ella, además de acudir al dentista al menos una vez al año o cuando notemos algunos de los síntomas que acompañan a la gingivitis.

A continuación facilitamos una serie de consejos generales y remedios naturales que nos ayudaran a prevenir la aparición de la gingivitis.

Consejos generales para evitar la gingivitis

Existen algunos hábitos útiles que pueden ser de grandísima utilidad a la hora de prevenir la aparición de la gingivitis. O, lo que es lo mismo, ayudan de manera muy positiva para prevenir que nuestras encías se inflamen. Son los siguientes:

  • Lavarse siempre los dientes después de cada comida.
  • Utilizar además del cepillo de dientes, hilo dental o cepillos interdentales.
  • Cambiar el cepillo de dientes todos los meses.
  • Acudir al dentista una vez al año, para la limpieza dental, y eliminación de sarro.
  • Alimentación sana y equilibrada para ayudar a fortalecer tanto la dentadura como la mandíbula.
  • No fumar.

consejos-evitar-gingivitis

Los remedios naturales que a continuación facilitamos son para aliviar los síntomas que acompañan a la gingivitis, no debemos dejar a medias o abandonar el tratamiento para gingivitis que nos haya prescrito el médico, también debemos seguir sus consejos.

Te descubrimos: Sabor metálico en la boca.

Remedios naturales para aliviar la gingivitis

Gargarismos de ortiga

Entre las propiedades beneficiosas que la ortiga posee se encuentran las propiedades cicatrizantes y calmantes que ayudan a mejorar y a aliviar la gingivitis.

Los gargarismos los prepararemos con una infusión de ortiga.

Para preparar la infusión de ortiga necesitamos, unos 75 gramos de hojas de ortiga fresca o seca y medio litro de agua mineral.

Ponemos el agua a hervir y una vez que esté hirviendo agregamos la ortiga.

Retiramos del fuego. Tapamos y dejamos reposar durante 15 minutos.

Colamos la infusión y cuando esté frío lo podemos utilizar.

Aplicación:

Los gargarismos podemos hacerlos 3 veces al día, y siempre después de habernos cepillado los dientes.

Enjuague bucal con aceites esenciales

Este enjuague bucal es muy fácil de preparar tan solo necesitamos 3 gotas de aceite esencial de limón y 3 gotas de aceite de árbol de té y un vaso de agua tibia.

remedios-gingivitis

Mezclamos los aceites en el vaso de agua tibia, removemos para diluir bien. Una vez que nos hayamos cepillado los dientes procedemos al enjuague.

Cogemos buches del preparado y lo mantenemos en la boca al menos un minuto y luego lo expulsamos. Repetimos hasta acabar todo el preparado. No debemos tragar el preparado.

Enjuague bucal de arcilla y sal marina

Para preparar este enjuague bucal necesitamos media cucharadita de arcilla blanca para uso interno, una sopera de sal gruesa y un vaso de agua mineral.

Ponemos la arcilla en el agua, disolvemos con una cuchara de plástico o madera, y agregamos la cucharada de sal.

Removemos bien para diluir.

Una vez que nos hayamos cepillado los dientes ya podemos hacer los enjugues.

Haremos buches que mantendremos al menos medio minuto y que iremos expulsando hasta finalizar con el preparado.

Este enjuague bucal podemos hacerlo cada vez que nos cepillemos los dientes.

No te pierdas: Dolor de muelas, síntoma, causas y tratamiento.

Remedio casero para las encías delicadas

Este remedio casero es ideal a la vez que eficaz cuando las encías están débiles o sangran con frecuencia.

El sangrado es uno de los síntomas que asoman cuando se padece de gingivitis.

Los ingredientes que utilizaremos para este remedio casero contienen propiedades beneficiosas para fortalecer las encías, tanto el limón como los berros son ricos en vitamina C, además los berros son ricos también en yodo y nos ayudan a reforzar las defensas de nuestro organismo.

jugo-berros

Preparación:

Para preparar este remedio casero tan solo necesitamos el jugo de un limón y el jugo de berros.

Necesitaremos 30 gramos de berros, bien lavados y que licuaremos para extraer su jugo.

Extraemos el jugo de un limón y lo mezclamos con el jugo de berros.

Ponemos el preparado en un vaso o tacita y lo aplicamos en las encías.

Podemos aplicarnos este remedio 2 o 3 veces al día.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest