cosmo

Consejos útiles de nutrición que te ayudarán a conseguir energía y disfrutar de un rendimiento mayor en el trabajo, con trucos sencillos y fáciles para seguir cada día.

Atrás quedaron los días de relax y de comidas interminables. Para afrontar una nueva jornada laboral es necesario alimentarse correctamente y nutrirse con las vitaminas y minerales que nos den energía. Además, necesitaremos una rutina alimentaria adecuada.

Por ello la alimentación es tan importante. Y es que no solo debemos cuidarla, sino que también debemos fijarnos en lo que comemos a cada momento, dado que corremos el riesgo de que una comida copiosa y en exceso nos ocasione todo lo contrario a lo que esperamos.

consejos-rendir-trabajo-alimentacion

Justo en el momento en el que necesitamos energía para cumplir en el trabajo, nos causa digestiones lentas, pesadez y cansancio.

Consejos útiles para comer mejor y rendir en el trabajo

El desayuno: completo, variado e importante

La primera comida del día debe ser la más destacada. Aunque es mejor hacerlo en casa, a muchas personas no les da tiempo a desayunar correctamente, por lo que lo indicado es tomarse un tentempié (zumo, café, fruta) antes de salir para realizar tranquilamente el desayuno en el puesto de trabajo.

Éste debe ser completo y muy variado. Hemos de pensar que la comida se hace más tarde y todavía quedan muchas horas de esfuerzo durante el día. Tomar un desayuno rico en nutrientes es fácil. Desde tostas con pavo, cereales, leche con chocolate, fruta, frutos secos, yogurt, a zumos naturales. Lo mejor es una combinación de estos alimentos.

Las cinco comidas

Los médicos y nutricionistas recomiendan comer cinco veces al día para encontrarse mejor, rendir en el trabajo y no picar entre horas. Estas comidas son el desayuno, tomar algo a media mañana (si se ha desayunado pronto), comida, merienda y cena. Las raciones deben ser más pequeñas siendo la comida algo más generosa, y la cena reducida.

No picar entre horas

Con las cinco comidas uno se asegura que no picará entre horas. Este picoteo normalmente suele ser contraproducente al apetecer cosas saladas y poco saludables. A veces, es inevitable picar en el trabajo, en tales ocasiones es mejor coger un puñado de frutos secos o un bol de frutas.

Acordarse de merendar

Una dura jornada de trabajo puede hacer que no nos acordemos de merendar. Cumplir con las 5 tomas de comida es esencial, pues se gasta energía, tanto física como intelectual, y no merendar provoca que la productividad sea más baja. Las meriendas pueden ser a base de pan, fruta, cereales… es decir, bastante parecido al desayuno.

merienda

Marcarse unos horarios y no saltarlos

De la misma manera que se marcan nuevos propósitos antes de empezar el curso laboral, es importante fijarse buenos hábitos saludables. Las jornadas laborales son largas y nuestro cuerpo se resiente.

Nutrirse correctamente ofrece muchos beneficios para que el trabajo salga excelente, y ello depende de lo que se come en casa, de las planificaciones de los tuppers que se llevan al trabajo, de los menús que comemos en el restaurante, y de las horas que pasamos en la oficina.

Evitar las grasas animales

Hace algunos años que la OMS, la Organización Mundial de la Salud, aconseja reducir el consumo de las grasas de animales.

Además de ofrecer grasas saturadas que no aportan nada y nos engordan, en el trabajo, comer este tipo de alimentos, aumenta el cansancio. Los menús completos, abundantes y pesados deben evitarse y se aconseja sustituir los bistecs y embutidos por pastas, ensaladas, arroces y pavos.

carne

Siempre hidratación

Las reuniones pesadas y las largas horas delante del ordenador pueden hacer que perdamos el mundo de vista. Es indispensable hidratarse correctamente con sorbos frecuentes de agua, zumos o té. El café y otras bebidas estimulantes deben reducirse al máximo para no estar más acelerado de lo normal.

Fruta, verdura, pescado…

Si reducimos el consumo de carne, hemos de aumentar el de fruta, especialmente de temporada. Contiene las vitaminas que se necesitan para aportar fuerza mientras trabajamos. Lo mismo sucede con la verdura y el pescado, incluidos en todas las dietas. Se pueden tomar más de tres piezas de pescado a la semana, siendo un alimento fácil de cocinar y de comer.

Al rico cacao

Sin abusar demasiado, el cacao es un excelente aliado para combatir el esfuerzo de las horas gastadas en la oficina. Los médicos recomiendan el consumo de entre 25 y 30 gr de chocolate al día.

cacao

Entre sus propiedades, especialmente el del cacao puro, es decir chocolate negro, está el aporte de energía, del aumento de la concentración y de segregar hormonas parecidas a la felicidad, que nos dan bienestar.

Un poco de chocolate tras la comida ayudará a sobrellevar una tarde productiva. Dentro de nuestra dieta, el cacao contiene magnesio, entre otros minerales, perfecto para que el organismo funcione adecuadamente.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest