Calabaza: ideal para el otoño

La calabaza es un alimento ideal en el otoño, ideal para la preparación de postres propios de ésta bella época del año.

De hecho, la calabaza es un alimento bastante común en el otoño, siendo habitual su uso en la famosa fiesta de Halloween, que se utiliza para decoración y elaboración de deliciosos postres.

Rica en agua, fibra y betacaroteno, la calabaza (y las calabazas en sí) viene a anunciar el cambio de estación (otoño), y cuenta con una serie de beneficios, propiedades, y virtudes nutricionales sumamente interesantes, tal y como veremos a continuación a lo largo de este artículo.

calabazas

En países como México o Estados Unidos es una hortaliza realmente popular, que como bien sabes es muy utilizada a la hora de decorar las casas para celebrar la fiesta de Halloween (día de los difuntos) en noviembre.

Aunque encontramos muchas otras, como las de cabello de ángel (utilizadas en confituras), las multicolor, forrajeras o las alargadas, entre otras, la más común tiene la corteza de color verde y la pulpa anaranjada.

Propiedades nutricionales de la calabaza para el otoño

Si bien su valor nutritivo es ciertamente escaso, la importancia de la calabaza estriba en que aporta vitaminas antioxidantes (como la C, A y E), además de magnesio, potasio, fósforo, hierro y calcio.

Como indicamos al comienzo de esta nota, la calabaza es una fuente interesante de fibra, que además de producir saciedad, resulta muy digestiva, teniendo asimismo un efecto diurético que, en sí, ayuda a regular el nivel de glucosa en la sangre.

Además sus semillas son ricas en cinc, por lo que pueden ser utilizadas tanto para reforzar el sistema inmunitario como para expulsar parásitos intestinales.

Si quieres más información sobre la calabaza, te recomendamos leer nuestra nota sobre propiedades de la calabaza.

Comenta en Natursan