cosmo

Si te apasiona el bizcocho de chocolate te proponemos una deliciosa receta para aprender a hacer un bizcocho esponjoso en un tiempo récord, muy sencillo y rápido.

¿Quién no disfruta con el sabor de un buen bizcocho de chocolate? Se trata probablemente de uno de los postres por excelencia que podemos disfrutar en cualquier momento del año y del día, ya sea solo o acompañado de una taza de café, de té caliente o incluso de un batido helado si nos encontramos en pleno verano. Y se trata de un postre clásico que no solo destaca por su sabor, sino por el delicado y delicioso aroma que desprende al momento de hornearlo. Sí, nos encontramos ante una de mis preparaciones preferidas en repostería…

Pero para que un bizcocho de chocolate resulte delicioso en cuanto a sabor y a textura es importantísimo que sea un postre jugoso, esponjoso y húmedo. Es decir, que no se convierta en un mazacote con sabor a chocolate, sino más bien en una preparación perfecta que permita disfrutar de todo el aroma y el sabor de este exquisito producto natural y que cada bocado sea más tierno si cabe.

Receta de bizcocho de chocolate

Para conseguir que el bizcocho sea lo más esponjoso y suave posible es importantísimo mezclar los ingredientes muy bien con ayuda de una batidora, sobre todo si ésta es de varilla, dado que de esta forma conseguiremos mezclar muy bien los huevos con el azúcar hasta que se forme una combinación lo más espumosa posible. ¿Te animas a prepararlo? Es muy fácil y rápido, tanto que seguro te sorprendes.

Cómo hacer un bizcocho de chocolate esponjoso y rápido

Ingredientes que necesitas:

Con los ingredientes que te proponemos a continuación podrás elaborar un bizcocho de chocolate como para 8 raciones aproximadamente.

  • 100 gr. de chocolate negro (mínimo 55%)
  • 100 gr. de mantequilla sin sal
  • 100 gr. de azúcar blanquilla
  • 100 gr. de harina
  • 3 huevos (grandes)
  • Media cucharadita de levadura
  • La ralladura de una cáscara de naranja

bizcocho-chocolate-receta

Preparación del bizcocho de chocolate:

Pues vamos a ponernos manos a la obra. En primer lugar precalienta el horno a 180º C. Pon a fuego lento un cazo y añade el chocolate, removiendo constantemente para fundir ambos ingredientes bien. Justo cuando el chocolate empiece a derretirse añade la mantequilla, removiendo de nuevo hasta que se forme una crema.

En un cuenco amplio y con ayuda de una batidora de varilla bate los huevos junto con el azúcar (es importantísimo que se forme una mezcla espumosa). Una vez conseguido esto añade la crema de mantequilla y chocolate, y mezcla bien.

En un cuenco aparte tamiza la harina y la levadura, y mézclalas bien. Luego incorpóralas poco a poco a la mezcla de huevos, azúcar, chocolate y mantequilla sin dejar de remover (de esta forma conseguirás que la harina se integre mejor).

Lava bien una naranja y con ayuda de un rallador obtén algunas ralladuras de su cáscara. Añádela a la mezcla anterior y vuelve a remover para conseguir que se mezcle bien con el resto de la masa.

Unta un molde para bizcocho con un poco de mantequilla y espolvorea por encima un poco de harina. Añade la masa de bizcocho con cuidado y hornea a 180º C de temperatura durante 35 minutos, o hasta que al introducir un palillo en su interior no salga húmedo (lo que te indicará que el bizcocho está hecho por dentro).

¡Listo! Ya tienes el bizcocho preparado. Solo tienes que retirar del horno y dejar enfriar antes de desmoldarlo. ¡A disfrutar!.

Nota: Si lo deseas puedes decorar por encima con un poco de azúcar glas o incluso añadir chocolate fundido.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest