cosmo

¿Cuáles son los beneficios de la ulmaria? Te descubrimos algunos remedios naturales para disfrutar de sus propiedades, y también sus principales contraindicaciones.

La Ulmaria es una planta medicinal que pertenece a la familia de las Rosáceas (Rosaceae), su nombre científico es Filipendula ulmaria, y se le conoce comúnmente con el nombre de reina de los prados.

Esta planta es utilizada en fitoterapia para tratar problemas digestivos siendo muy eficaz para proteger y suavizar las mucosas del tracto digestivo, ayuda a neutralizar la acidez estomacal, también es eficaz para calmar las situaciones en las que notemos náuseas.

ulmaria

La ulmaria se utiliza también en caso de diarrea ya que actúa como un suave astringente. Además de los beneficios que la Ulmaria ejerce para tratar los problemas digestivos, esta planta contiene principios activos entre los cuales se encuentra el ácido salicílico con lo que esta planta es también beneficiosa para bajar la fiebre.

Por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes ayuda también los dolores de reuma tanto articulares como musculares.

Las propiedades beneficiosas que la Ulmaria contiene son las siguientes: estomacal, astringente, diurético, antiinflamatoria, antitérmica y antirreumática. Por otro lado, entre los principios activos que encontramos en ella podemos mencionar los taninos, ácido cítrico, ácido salicílico y aceites esenciales.

Las partes de la Ulmaria que se utilizan son las partes aéreas y con ellas se preparan diversos remedios caseros.

Esta planta medicinal podemos encontrarla en tiendas de productos naturales, en herbolarios, parafarmacias, farmacias que dispensen productos naturales, online, y en diversos formatos.

Los formatos en los que podemos adquirir la Ulmaria son en forma de planta seca, tintura y comprimidos. En cualquier caso, puede utilizarse tanto para uso interno por vía oral como para uso externo en forma de cataplasmas o compresas que se preparan con las flores y las hojas de la planta.

A la hora de preparar las infusiones debemos tener en cuenta que la planta no debe hervir ya que perdería el ácido salicílico que contiene.

Descubre cómo preparar 2 remedios caseros con Ulmaria

Como hemos recogido anteriormente en los apartados referidos a las propiedades de la Ulmaria, con esta planta podemos preparar una infusión con diversos fines terapéuticos para tratar diversas dolencias como las digestivas, para eliminar líquidos, para bajar la fiebre, para calmar dolores en las articulaciones y músculos, dolores menstruales o dolores de cabeza.

Infusión de Ulmaria

Para preparar una infusión de Ulmaria necesitaremos:

  • Dos cucharaditas de hierba seca de Ulmaria.
  • Una taza de agua mineral.

En un cazo o calentador ponemos el agua a calentar y una vez que comience a hervir añadimos las cucharaditas de Ulmaria.

Retiramos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 o 15 minutos.

Destapamos la infusión, la colamos y cuando esté tibia ya podemos tomarla.

De esta infusión podemos tomar 3 tazas al día.

Si acaso gustaran las infusiones con toque dulce podemos endulzarla a nuestro gusto, con una cucharadita de azúcar integral o morena de caña, estevia o un chorrito de miel.

infusion-ulmaria

Cataplasma de Ulmaria para dolores musculares

Las propiedades antiinflamatorias y calmante de la Ulmaria la hacen eficaz para tratar los dolores musculares, también los articulares causados como consecuencia de enfermedad reumática.

Este remedio casero consistente en una cataplasma de Ulmaria se preparar de la siguiente forma:

Para preparar la cataplasma de Ulmaria se necesita planta fresca de Ulmaria sí tienes la oportunidad de conseguir la planta fresca.

En caso de no fiera posible podemos preparar una decocción con planta seca sin que llegue a hervir.

Para preparar la decocción necesitaremos unos 30 gramos de planta seca y un litro de agua.

Preparación:

Ponemos el agua a calentar al fuego con los 30 gramos de Ulmaria y una vez que comience a hervir, apagamos el fuego, tapamos la decocción y la dejamos reposar durante 3 minutos.

A continuación destapamos y dejamos enfriar.

Aplicación:

Una vez que se haya enfriado empapamos unas gasas en la decocción de Ulmaria y la aplicamos sobe la zona inflamada o dolorida.

En caso de tener a alcance Ulmaria fresca preparemos la cataplasma de la siguiente forma:

Cogemos un manojo pequeño que contenga hojas y flores de Ulmaria, machacamos con ayuda de un mortero y la colocamos sobre una gasa o paño de algodón.

A continuación pondremos la cataplasma encima de la zona dolorida o inflamada.

propiedades-ulmaria

Contraindicaciones de la Ulmaria

La Ulmaria tomada en las dosis que los profesionales nos prescriban no resulta perjudicial, sin embargo en algunos casos o situaciones la Ulmaria está contraindicada.

Los casos o situaciones en las que no debe consumirse Ulmaria son las siguientes:

  • En caso de embarazo.
  • Durante el período de lactancia.
  • En niños menores de 12 años.
  • En caso de estar tomando aspirinas u otros medicamentos para la circulación sanguínea.

A la hora de recurrir a la Ulmaria o a otras plantas medicinales es mejor consultar con los profesionales terapeutas y dejarnos guiar por sus pautas y consejos.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest