cosmo

¿Qué es la ataxia y cuáles son sus síntomas? Conoce y descubre sus causas y qué tratamientos existen para paliar sus consecuencias y síntomas relacionados.

Aunque popularmente es conocida con el nombre de ataxia a la condición que causa que la persona presente problemas de coordinación, una de las más comunes es la ataxia de Friedreich. Recibe este nombre por el médico que describió inicialmente esta enfermedad en la década de 1860, Nicholas Friedreich.

Como su propio nombre indica, la ataxia es una condición que se refiere a los problemas de coordinación: es decir, falta de estabilidad y movimientos torpes (algo que ocurre de hecho en otros trastornos y enfermedades). Sin embargo, existen determinadas ataxias que en función de sus causas y síntomas reciben diversos nombres: ataxia de Friedreich –como indicábamos anteriormente-, ataxia telangiectasia y la ataxia espinocerebelosa, entre otros.

Síntomas de la ataxia

Los síntomas que indicamos a continuación comúnmente comienzan entre los 5 y los 15 años. En raras ocasiones pueden aparecer tan tarde como a los 30 años de edad, o tan pronto como a los 18 meses.

Uno de los síntomas más claros de la ataxia es la incapacidad de la persona a coordinar sus movimientos, siendo el primer síntoma la dificultad para caminar (o ataxia del caminar).

Los síntomas avanzan a medida que la enfermedad empeora gradualmente, propadándose poco a poco a los brazos, y luego al tronco.

En relación a los signos iniciales, éstos incluyen deformidades de los pies, flexión de los dedos de los pies y dedos gruesos de los pies, entre otros. Luego los músculos comienzan a debilitarse y se atrofian, apareciendo otras deformidades.

Otros síntomas pueden ser:

  • Pérdida de reflejos de los tendones, sobretodo en los tobillos, rodillas y muñecas.
  • Pérdida paulatina de sensación en las extremidades.
  • La persona se cansa con facilidad.
  • Movimientos rápidos, rítmicos e involuntarios del globo ocular.
  • Dolor de pecho, falta de respiración y palpitaciones cardíacas.
  • Anomalías rítmicas cardíacas.

Diagnóstico de la ataxia

Es necesario que el especialista médico realice un examen clínico cuidadoso, incluyendo historial médico y examen físico. Pueden llevarse acabo pruebas tales como electromiograma, estudio de la conducción de los nervios, electrocardiograma, ecocardiograma, exploraciones de imágenes de resonancia magnética, derivación o punción espinal, pruebas genéticas y pruebas de sangre y orina para evaluar niveles de glucosa alta.

Tratamiento de la ataxia

En la actualidad no existe una cura eficaz o tratamiento para la ataxia. No obstante, muchas de sus complicaciones y síntomas pueden ser tratados con el objetivo de ayudar a los pacientes a mantener un buen funcionamiento por el mayor tiempo posible.

A continuación te dejamos con un vídeo explicativo sobre la ataxia de Friedreich:

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest