cosmo

¿Cuáles son los usos medicinales de la artemisa? Descubre sus beneficios y propiedades, sus principales contraindicaciones y distintos remedios naturales elaborados con ella.

La artemisa es una planta medicinal que pertenece a la familia de las “Compuestas” (Compositae) y su nombre científico es “Artemisa vulgaris”. Es conocida comúnmente con otros nombres como por ejemplo hierba de San Juan, artamisa, altamisa y artemisia.

Es una planta medicinal con muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo entre las que destacamos sus cualidades tónicas, aperitivas, digestivas (al estimular el proceso de la digestión), carminativa, emenagoga y además actúa como un excelente relajante suave.

artemisa

Las propiedades digestivas que posee la artemisa se deben a su contenido en principios amargos los cuales ayudan a estimular la secreción de los jugos digestivos con lo que el proceso de la digestión se ve favorecido.

Por sus propiedades carminativas es eficaz a la hora de facilitar la expulsión de flatulencias así como para prevenir la acumulación de gases y cólicos producidos por los gases.

La artemisa es también una planta beneficiosa para relajar el sistema nervioso, es un relajante suave, que nos ayuda en caso de ansiedad relajando la tensión nerviosa. La propiedad emenagoga de la artemisa la hace apropiada para regular el flujo menstrual, tradicionalmente ha sido utilizado para mejorar y regular los desarreglos de la menstruación.

Entre los distintos principios activos que encontramos en la artemisa podemos destacar sobre todo los siguientes: aceite esencial (en especial cineol y tuyona), principios amargos, taninos, resina e inulina.

Te recomendamos: Cómo reducir los síntomas del síndrome premenstrual con plantas medicinales.

Las partes de la artemisa que se utilizan para preparar diferentes remedios naturales son las hojas y la raíz. Por otro lado, podemos conseguirla en herbolarios, parafarmacias, tiendas de productos naturales y también en tiendas especializadas online.

Además de conseguir tanto las hojas como la raíz la artemisa podemos adquirirla en otras presentaciones o formatos como en extracto, en polvo, en tintura, cápsulas y en aceite esencial.

Propiedades medicinales de la artemisa

El aceite esencial de artemisa estimula la circulación sanguínea del cuero cabelludo, es ideal para prevenir la caída del pelo, y para evitar la caspa.

La artemisa se utiliza también en la cocina para condimentar y dar sabor a algunas recetas de comida, también como saborizante en la preparación de aperitivos, y en algunas bebidas alcohólicas.

Cómo preparar remedios naturales y caseros con artemisa

Infusión de artemisa relajante

Entre las propiedades que posee la artemisa se encuentra la propiedad de relajar el sistema nervioso, con lo que esta infusión de artemisa relajante nos viene muy bien para mejorar estados tanto de ansiedad como de estrés.

Para preparar la infusión de artemisa necesitamos dos cucharaditas de hojas de artemisa y una taza de agua mineral.

Ponemos el agua a hervir y una vez que comience a hervir agregamos la artemisa.

Retiramos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 10 o 12 minutos.

Colamos la infusión y una vez que esté tibia ya podemos tomarla.

Podemos tomar una taza 2 veces al día.

Remedios con artemisa

Infusión de artemisa para regular el flujo menstrual

Esta infusión de artemisa está indicada para los casos en que las menstruaciones necesiten regulación como en los casos de amenorrea o dismenorrea.

Prepararemos esta infusión con 5 cucharaditas de hojas secas de artemisa, y un litro de agua mineral.

Ponemos el agua a hervir y una vez que hierva añadimos la artemisa.

Apartamos del fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar durante 15 minutos.

Colamos la infusión, la endulzamos sí se prefiere con un toque dulce y, cuando esté tibia ya podemos tomarla.

Esta infusión la tomaremos por las mañanas y en ayunas, durante los 4 o 5 días antes de la menstruación.

Contraindicaciones de la artemisa

La artemisa tomada en las dosis adecuadas o pautadas por los terapéuticos no resulta dañina.

Sin embargo no deben sobrepasarse las dosis porque puede resultar tóxica.

Por lo general y siempre que se tomen las dosis apropiadas la artemisa es bien tolerada.

Algunas personas pueden presentar intolerancia o alergia a la familia de las Compuestas.

La artemisa en cambio está contraindicada en estos casos:

  • Personas alérgicas o con intolerancia a la familia de las Compuestas.
  • Durante el embarazo.
  • Durante el periodo de lactancia.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest