cosmo

Tener un bebé prematuro conlleva muchas dudas e incertidumbres. Una de ellas está relacionada con la lactancia materna: ¿es posible amamantar a un prematuro sin problemas?.

Cuando una mujer se queda embarazada desea que su embarazo transcurra lo mejor posible y que llegue a término para que su hijo tenga mayores posibilidades de sobrevivir y nacer sano, sin embargo en ocasiones son muchas las mamás que deben dar a luz antes del tiempo estimado y nacen bebés muy pequeñitos que se consideran prematuro porque aún no están del todo desarrollados.

Estos bebés son especialmente cuidados y atendidos por el personal médico hasta que sus condiciones tanto físicas, neurológicas y fisiológicas sean las adecuadas para que sus padres se los lleven a casa con la garantía de que se mantendrá sano dentro de lo posible.

Lactancia materna y bebé prematuro

Cuando el bebé esté ingresado en neonatología y metido en la incubadora el ambiente externo que le rodea no es el más adecuado aunque sí el más propicio para su posterior desarrollo la madre no tiene tanto acceso a su bebé como quisiera, aunque hoy en día se está aplicando el Método Madre Canguro que permite a las mamás estar con su pequeño durante un par de horas al día.

Gracias al funcionamiento del Programa Madre Canguro de muchos hospitales la madre tiene libre acceso a su recién nacido, no solo para cuidarlo, mimarlo y estar con él para seguir su recuperación si no también para alimentarlo con leche materna.

¿Se puede amamantar a un bebé prematuro? ¿Es más complicado?

Cuando nace un bebé prematuro la composición de la leche materna se adapta especialmente a las necesidades del bebé. Ésta leche contiene más calcio, sodio, proteínas y muchos más nutrientes que la leche materna normal.

Antiguamente era imposible amamantar al recién nacido cuando estaba hospitalizado y esa leche que se generaba especialmente para el pequeño no servía de nada ya que las madres no podían acceder a ellos.

Hoy en día las condiciones son más fáciles y las madres pueden coger a sus bebés y alimentarlos con su leche. Es más, deberían sacarse la leche nada más nacer para aprovecharla desde el momento en que se sientan capacitadas a poder comenzar a dar de mamar al pequeño.

lactancia-materna-bebe-prematuro

A medida que pasan los días la leche materna aumentará y es posible que tengas que congelarla ya que los bebés prematuros necesitan poca cantidad de alimento y podrás aprovecharla para otras ocasiones. En este caso, puede serte de gran utilidad conocer cómo conservar la leche materna, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Recién exprimida en recipiente cerrado: a temperatura ambiente se conserva un máximo de 8 horas. En el refrigerador entre 3 a 5 días, y en el congelador 2 semanas.
  • Congelada o descongelada en el refrigerador (no usada ni calentada): a temperatura ambiente hasta que se termine la toma, en el refrigerador 24 horas.
  • Descongelada fuera del refrigerador en agua caliente: a temperatura ambiente hasta que se termine la toma, en el refrigerador hasta la próxima toma o 4 horas máximo.

La respuesta más corta a la pregunta: ¿se puede amamantar a un bebé prematuro?; es un sí rotundo, aunque a veces las condiciones no nos lo permitan las madres deben luchar por los derechos de sus hijos y los suyos propios, basándose en la mejor información y el apoyo de otras madres el hospital donde está su bebé debe ofrecerle la posibilidad de alimentarlo.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest