cosmo

¿Sabes qué alimentos producen gases, flatulencias y aerofagia y seguro no los conoces? Te los descubrimos en este artículo, para que evites consumirlos o al menos reducirlos.

No hay nada más molesto que tener gases, sobre todo cuando nos encontramos en una comida en compañía de más personas, o cuando éstos en definitiva aparecen cada vez que comemos. Lo cierto es que siempre tenemos gases, lo único que cuando estos aparecen de forma excesiva es cuando notamos que están ahí. En estos casos aparece lo que se conoce como aerofagia, cuyas causas son en realidad muy variadas. Precisamente es cuando se acumulan muchos gases en nuestro aparato digestivo cuando surgen las molestias relacionadas: hinchazón abdominal, dolor y las desagradables flatulencias.

En nuestro tracto digestivo, es normal que tras cada comida se formen gases producidos por dióxido de carbono, hidrógeno (y en un tercio de las personas también gas metano), como consecuencia del aire que tragamos al comer, por la presencia de enzimas y bacterias y los nutrientes de éstos. De hecho, se trata de un proceso absolutamente normal durante el proceso digestivo.

Alimentos que causan gases

Las causas más habituales que provocan la aparición de los gases

Son varias las causas que pueden ocasionar la aparición de los molestos gases estomacales e intestinales. Las más comunes son las siguientes:

  • Tragar demasiado aire al comer: es normal que, cada vez que comamos, traguemos aire al momento de deglutir los alimentos, especialmente si hablamos mientras lo estamos haciendo. Pero cuando tragamos más aire del que deberíamos es el momento en el que luego aparecerán las flatulencias.
  • Comer muy deprisa: es otra de las causas más habituales de aparición de los gases, ya que no masticamos correctamente los alimentos y es más común que se formen flatulencias, dado que al comer rápido es habitual también tragar más aire.
  • Nerviosismo y ansiedad: tanto la ansiedad como el estrés y también los nervios tienden a influir en la aparición de los gases, especialmente cuando comemos con tensión nerviosa (dado que tendemos a comer más rápido, mal y además nuestro sistema digestivo no hará bien la digestión).
  • Intolerancia a la lactosa: la intolerancia a la lactosa es otra de las causas más comunes de aparición de los molestos gases, sobre todo cuando se consume leche con lactosa y sus derivados en aquellas personas que no la toleran.
  • Algunas enfermedades y trastornos digestivos: como pueden ser el caso de colon irritable, enfermedad de Crohn, diverticulitis, problemas del páncreas o problemas con la flora intestinal (por ejemplo, falta de flora intestinal o de enzimas digestivas).

¿Qué alimentos producen gases?

Lo cierto es que existen algunos alimentos que son muy conocidos precisamente por tender a producir gases cuando se consumen con mayor habitualidad o asiduidad que otros.

Coliflor y gases

Así, por ejemplo, podemos mencionar dos grupos:

  • Alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta: como es el caso de las legumbres (en especial lentejas, garbanzos y alubias), el maíz y la pasta.
  • Los lácteos: como es el caso de la leche de vaca y sus derivados, sobre todo nata, crema de queso, quesos curados y los helados.
  • Vegetales y verduras: son muy populares en este sentido la coliflor, brécol, repollo, cebolla, alcachofas, pepinos, rábanos, espárragos, nabos y pimiento verde.
  • Determinadas frutas: como es el cazo de la pera, las ciruelas y las uvas.
  • Setas: como los champiñones.

¿Y qué otros alimentos también lo producen pero seguro no los conoces?

Como vemos, existen determinados alimentos o grupos de alimentos que destacan por ser muy populares porque muchas personas saben que tienden a producir gases, en mayor o menor medida y en más o menos cantidad, dependiendo de cada uno.

Avena y gases

Sin embargo, también podemos mencionar otros menos conocidos, que seguro te sorprenderán… Destacan sobre todo los siguientes:

  • Determinados frutos secos: en especial las uvas pasas (o pasas de uva).
  • Manzana: por su alto contenido en fibra, fructosa y sorbitol.
  • Avena: aunque la avena es considerada como uno de los cereales más completos y nutritivos que existen, ¿sabías que consumida cruda tiende a causar muchos gases?.
  • Jugo de uvas: por su alto contenido en azúcar. También podemos mencionar, en general, los zumos con mucho azúcar.

Debemos tener en cuenta que, aunque estos alimentos tiendan a producir gases, en mayor o menor medida dependerá directamente de cada persona, por lo que es posible que a ti al comer avena cruda no te sienta mal ni te produzcan flatulencias, y sin embargo a otra persona sí.

Imágenes | Frank Monnerjahn / liz west / Christian Schnettelker

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest