cosmo

Cuando se diagnostica colesterol o triglicéridos altos existen alimentos prohibidos que no se deben consumir mientras dure la dieta para rebajar los niveles altos de grasas en sangre. Descubre los más destacados.

Alimentos prohibidos con colesterol y triglicéridos altosTanto el colesterol como los triglicéridos altos se convierten en un serio problema de salud, especialmente cuando sus niveles se mantienen altos por largos periodos de tiempo, ya que son difíciles de diagnosticar a no ser que o bien sea demasiado tarde (y ocasione algún problema cardiovascular), o bien la persona se realice un análisis de sangre.

En este sentido, una analítica de sangre que mida los valores de grasas en sangre es siempre la mejor opción a la hora de descubrir –y conocer- cómo están los niveles de colesterol y triglicéridos. Como sabes, aunque el colesterol y los triglicéridos son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, cuando se encuentran en niveles altos tienden a acumularse en nuestras arterias.

Cuando a una persona se le diagnostica colesterol y/o triglicéridos altos, el médico le indica una dieta con aquellos alimentos prohibidos y con los que sí puede consumir.

¿Cuáles son los alimentos prohibidos en caso de colesterol y triglicéridos altos?

Obviamente, la mayoría de los alimentos prohibidos son aquellos especialmente ricos en grasas. Es habitual que los principales alimentos que se eliminan de la dieta, o que al menos se indica que se consuman de manera puntual, son los de origen animal (por su elevado contenido en grasas). Son los siguientes:

    • Carnes grasas y embutidos: jamón cocido, jamón serrano, tocino, chorizo, salami, salchichas… Carne de pato, procesadas y hamburguesas no caseras.
    • Pescados: enlatados en aceite.
    • Vísceras: de hígado, riñones, corazón, sesos…
    • Mariscos: gambas, ostras, langostinos y camarones.
    • Yema de huevo: es rica en grasas y calorías. Lo recomendable es reducir su ingesta.
    • Lácteos enteros: sobretodo nata y crema de leche, además de leche entera. También quesos duros y mantequillas.
    • Dulces y bollería.
    • Aperitivos salados.
    • Alimentos fritos.
    • Salsas grasas.
    • Aceites: aceite de coco y de palma.

Imagen | Gilgongo

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest