Hace algunos días nos ocupábamos de los beneficios y propiedades de la alcachofa, de tal manera que nos enterábamos de algunas de las virtudes (tanto medicinales como terapéuticas) más importantes de la alcachofa.

alcachofa-higado-vesicula-biliar

Tal y como expusimos en aquel momento, la alcachofa es una variedad no espinosa del cardo salvaje de las regiones mediterráneas, de tal manera que nosotros tendemos a consumir la flor, aunque sus hojas son las que le confieren sus importantes y destacadas propiedades terapéuticas (de ahí a que se utilice mucho el extracto de alcachofa).

No es nuestro objetivo volver a redundar nuevamente en los beneficios de la alcachofa, sino en hacernos eco de una de las virtudes más importantes de la misma: sus propiedades para el hígado.

Alcachofa: ideal para el hígado y la vesícula biliar

La alcachofa viene a ser un alimento ideal tanto para el hígado como para la vesícula biliar, dado que posee una acción colerética que aumenta la secreción biliar, de forma que, por ejemplo, puede ser muy útil en casos de ictericia, mala digestión de las grasas, congestión o hígado perezoso.

También estimula la secreción biliar, por lo que actúa positivamente contra el estreñimiento, dado que la bilis permite activar los movimientos intestinales, por lo que contribuye y ayuda a favorecer la eliminación de las diferentes materias fecales.

Pero las virtudes de la alcachofa para el hígado y la vesícula no acaban aquí, ya que estimula incluso la regeneración de sus células cuando éstas están expuestas a diversas toxinas.

6 comentarios a este artículo
  1. muchisimas gracias por la informacion yo tengo ampolletas de alcachofa y pensaba que me iba a hacer daño tomarlas pero gracias a esta valiosisima informacion me di cuenta que es todo lo contrario y me ayudara ¡muchas gracias por esta informacion!

  2. Hola!

    Mi pregunta es si yo ya no tengo vesícula como y en que me puede ayudar el consumo de alcachofas?

Comenta en Natursan