cosmo

El agua de linaza (también conocida como agua de semillas de lino) aporta increíbles beneficios y propiedades no solo para la salud en general, sino también sobre la piel y el cabello cuando es aplicada externamente.

Desde un punto de vista nutricional, dentro de una dieta variada y equilibrada, las semillas de lino son unas semillas especialmente ricas tanto en fibra como en ácidos grasos omega 3, siendo popularmente también conocidas con el nombre de linaza. Básicamente consisten en las semillas de la planta lino (Linum usitatissimum), y su uso común comprende no solo su consumo y su utilización en la cocina como ingrediente de ensaladas o infusiones, sino también a la hora de elaborar productos naturales para el cuidado de la piel.

Lo cierto es que se convierten en un ingrediente excelente para consumir conjuntamente con ensaladas, dado que se trata de un alimento muy versátil que en realidad no aporta ningún sabor a los alimentos cuando son consumidas enteras. Más aún, son sumamente ricas en propiedades nutricionales.

Agua de linaza

Con las semillas de lino es posible la elaboración del aceite de linaza, un producto natural muy valorado en la industria cosmética por sus increíbles propiedades suavizantes, siendo útil no solo para el cuidado de la piel sino también para el cabello. También es posible hacer leche de linaza u otra de las recetas más populares a día de hoy: la conocida como agua de linaza.

¿Qué es el agua de linaza?

El agua de linaza (también conocida con el nombre de agua de semillas de lino), consiste en una bebida natural que se elabora a partir de la infusión de semillas de lino, a la que habitualmente se le añade jugo de limón como forma de aumentar sus cualidades y para ayudar a que esta bebida no se estropee con facilidad al reservarla en la nevera.

Los beneficios del agua de semillas de lino

Nos encontramos ante un líquido que aporta beneficios interesantes no solo cuando es consumida internamente, sino también cuando es utilizada externamente ya sea sobre la piel o sobre el cabello.

Ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos

Las semillas de lino son muy ricas en ácidos grasos omega 3 y en fibra, lo que significa que son ideales para reducir el colesterol y los triglicéridos, especialmente cuando en una analítica de sangre nos han diagnosticado la presencia de valores altos de grasas en la sangre.

En el caso particular del colesterol, la linaza es útil para reducir el colesterol LDL, que se tiende a depositar en las arterias y aumenta por tanto los riesgos coronarios. También aporta ácidos grasos omega 6, igualmente útiles a la hora de reducir los niveles altos de grasas en la sangre.

Útil para controlar la glucosa en la sangre

Por su alto contenido en fibra, las semillas de lino ayudan a controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Semillas de lino

Alivia el estreñimiento y favorece la digestión

Además de ayudar a controlar la glucosa en la sangre, por su alto contenido en fibra es una bebida natural ideal para aliviar el estreñimiento ocasional. De hecho es una opción natural excelente para prevenir su aparición, especialmente cuando el consumo de semillas de lino es regular.

También aporta enzimas digestivas, lo que se traduce en que nos encontramos ante unas semillas cuya bebida es ideal para mejorar la digestión.

Fortalece el cabello

Como comentábamos anteriormente, el agua de semillas de lino no solo es muy beneficiosa cuando es consumida internamente, sino que también aporta beneficios interesantes si es aplicada sobre la piel o sobre el cabello.

En este caso el agua de linaza es útil para fortalecer el cabello, gracias a su riqueza en vitaminas del grupo B y en vitamina E, por lo que nos encontramos ante una bebida muy rica en antioxidantes que cuando es aplicado sobre el pelo ayuda a reforzarlo y reducir las caídas.

Pero estas cualidades no quedan ahí, ya que además de fortalecerlo ayuda a aportar más brillo y salud al cabello, favoreciendo su crecimiento y hidratación de forma totalmente natural.

Efecto antibacteriano y regenerador de tejidos

El agua de linaza ejerce una acción antibacteriana y además es un buen regenerador de tejidos, por lo que es útil a la hora de tratar heridas pequeñas y quemaduras leves.

Ayuda a calmar el estrés y la ansiedad

El aceite de linaza es útil para calmar el estrés y la ansiedad, por lo que resulta muy útil cuando es aplicado sobre el cuerpo en forma de masajes relajantes.

Beneficios del agua de linaza

Cómo preparar el agua de linaza

Para hacer el agua de semillas de lino fácilmente en casa solo necesitas: 2 cucharadas de semillas de lino o de linaza, 4 tazas de agua y el zumo de 1 limón.

En primer lugar pon el equivalente a 4 tazas de agua en un cazo o cacerola y lleva a ebullición. Justo cuando comience a hervir añade las semillas de lino en la cantidad indicada y deja que hierva durante 3 minutos. Luego apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos más. Deja enfriar. Una vez frío cuela y agua y retira las semillas. Ahora parte el limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. Pon el agua de las semillas en un recipiente de vidrio y añade el zumo de limón, mezclando bien.

Para disfrutar de sus cualidades puedes tomar un vaso de esta bebida al día, preferiblemente en ayunas. Si lo que deseas es disfrutar de sus propiedades para el cabello solo tienes que aplicarte un poco de esta agua después de tu lavado habitual con champú y acondicionador, luego ponte agua de linaza en las manos y aplícala luego sobre el cuero cabelludo hasta llegar a la raíz del cabello. Para aplicarla sobre la piel lo mejor es hacerlo después del baño: ponte un poco en las manos y aplícatelo por toda la piel, para finalmente retirar con agua tibia.

Imágenes | Wikipedia / WikiHow

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest