cosmo

El agua de hamamelis aporta increíbles beneficios tanto para la piel como propiedades naturales para sus ojos. Te descubrimos sus cualidades y sus principales usos.

El hamamelis es un género de cuatro especies de plantas los cuales pertenecen a la familia Hamamelidaceae. De estas cuatro dos las encontramos en Norteamérica, una en China y otra en Japón. Consisten en arbustos de hoja caduca y también de árboles de pequeño tamaño, que pueden llegar a alcanzar entre los 3 a los 8 metros. Sus hojas se caracterizan por ser alternas y ovaladas, con márgenes ondulados o lisos característicos, con una bella flor de cuatro pétalos que pueden ser de color amarillo, anaranjado o rojo.

Se trata de un arbusto cuyas hojas y corteza se utilizan tradicionalmente en la preparación de diferentes recetas de belleza, gracias sobre todo a sus cualidades astringentes. De hecho, su utilización debe ser exclusiva sobre la piel, no siendo aconsejable su consumo ya que presenta muchas contraindicaciones. Por este motivo la población india aborigen la consideraban como una planta del diablo, y con razón. No obstante, si es consumido en pequeñas cantidades sí podemos disfrutar de sus cualidades curativas, pero sin excedernos ni consumiéndolo durante mucho tiempo.

Agua de Hamamelis

Del hamamelis se puede obtener y preparar el conocido como agua de hamamelis, un remedio tradicional muy interesante para disfrutar de sus diferentes beneficios sobre la piel, convirtiéndose en un excelente tónico que puede ser utilizado todos los días.

Los beneficios del agua de hamamelis para la piel

Excelente tónico astringente

En una ocasión anterior te explicábamos cómo elaborar un tónico astringente de limón y hamamelis. Y es que esta planta o arbusto destaca precisamente por ser un remedio astringente natural muy interesante, especialmente útil a la hora de reducir la inflamación.

Cierra los poros abiertos, útil en caso de acné

El agua de hamamelis es un remedio natural adecuado si tenemos los poros abiertos, ya que ayuda a cerrarlos de manera fácil y sencilla. Para disfrutar de esta cualidad es necesario elaborar una pasta suave con harina de trigo, y aplicarlo sobre la piel del rostro limpio, dejando actuar hasta que se seque para luego retirar con agua tibia.

Esta cualidad es muy interesante contra el acné y si también tienes la piel grasa, ya que al ayudar a cerrar los poros impide que los granos salgan o que cuando ya están presentes se infecten.

Alivia las piernas cansadas y el dolor

Si sufres de mala circulación en las piernas, sientes las piernas pesadas y cansadas como consecuencia de retención de líquidos o por haber estado mucho rato de pie, o sientes dolor en las piernas, el agua de hamamelis es útil para aliviar todas estas afecciones, ya que mejora la circulación, disminuyendo tanto el dolor como la hinchazón.

hamamelis

Cuperosis

La cuperosis consiste en la aparición de pequeños capilares que cuando se dilatan forman apariencias similares a telas de araña, comúnmente en la zona de la nariz y en las mejillas. Si sufres esta afección ejerce una acción venotónica, muy útil para aliviar la presencia de pequeños capilares o venas visibles tanto en el rostro como en el cuerpo.

Las propiedades del agua de hamamelis para los ojos

Como hemos visto, las propiedades del agua de hamamelis para la piel son tan increíbles como sorprendentes, pero no son las únicas. De hecho, el agua de hamamelis también destaca por sus beneficios para problemas habituales en los ojos, sobre todo en la zona situada alrededor de los ojos. Te explicamos los más importantes.

Mejora las ojeras y la sensación de ojos cansados

Si tienes ojeras por cansancio o tus ojos se ven cansados y agotados probablemente encontrarás en el agua de hamamelis un maravilloso aliado. ¿Por qué? Muy sencillo: el agua de hamamelis refrigerada ayuda a mejorar las ojeras a la vez que alivia la sensación de ojos cansados.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest