cosmo

Propiedades del agua de cebada más importantes

Beneficios del agua de cebada, una bebida completamente natural con interesantes propiedades para la salud. Conoce más sobre sus cualidades y virtudes más importantes.

Si te hablamos de bebidas naturales curativas, que son útiles y que ayudan desde un punto de vista natural a la hora de tratar o aliviar diferentes problemas de salud y afecciones, es bastante probable que te venga a la cabeza el agua de arroz. Efectivamente, se trata de una opción natural útil a la hora de calmar el malestar digestivo y cortar la diarrea, ayudando a normalizar el tránsito intestinal.

Ahondando un poco más, podemos encontrarnos con otras bebidas vegetales menos conocidas, pero igualmente beneficiosas para nuestra salud. Este es el caso del agua de cebada, que se obtiene directamente de los granos de cebada, un cereal muy nutritivo que se convierte en una excelente alternativa para quienes sufren de intolerancia al gluten. Además, es muy rico en fibra, ayuda a reducir el colesterol y alivia los problemas de estreñimiento.

Beneficios del agua de cebada

Beneficios del agua de cebada

Nos ayuda a relajarnos

El agua de cebada es especialmente útil para ayudarnos a combatir mejor situaciones de estrés y de ansiedad, gracias a que la cebada es especialmente rica en nutrientes esenciales como minerales (calcio, magnesio y potasio) y vitaminas, que aportan un efecto alcalinizante y remineralizante.

De hecho, puede ser tomada en forma de infusión cuando aún está caliente (aunque lo habitual es tomarla bien fría), de manera que simplemente por hacerlo así ya nos ayudará a relajarnos de la misma forma que nos relaja tomar cualquier otra infusión o té. En definitiva, se convierte en un momento de calma y disfrute, ideal para estar con nosotros mismos.

Ayuda a desintoxicar los riñones y el bazo

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, cada cierto tiempo es sumamente aconsejable optar por la depuración natural de nuestros órganos y de nuestro cuerpo en general, en especial el hígado y los riñones.

En este sentido, el agua de cebada se convierte en una buenísima opción a la hora de depurar los riñones, y también es interesante su uso para la desintoxicación del bazo.

Buena contra las enfermedades cardiovasculares

Mientras que la cebada ayuda a la hora de controlar el colesterol (de manera que es un remedio natural interesante cuando tienes que bajar el colesterol alto), el agua de cebada también es útil en caso de enfermedades del corazón y de enfermedades cardiovasculares, gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales.

Propiedades del agua de cebada

Beneficiosa en el embarazo y en la lactancia

Es una bebida muy beneficiosa tanto para el embarazo como para la lactancia. En el caso del embarazo resulta muy beneficiosa no solo para la futura mamá (por sus cualidades nutritivas y relajantes, ideal cuando se está muy nerviosa en los primeros meses de gestación, algo que de hecho es bastante común), sino también para el feto.

Durante la etapa de lactancia, destaca por su riqueza nutricional, al aportar proteínas, minerales y vitaminas, sumamente beneficiosos para la producción de leche materna.

Si quieres aprender a hacer deliciosas bebidas con cebada, descubre nuestro artículo en el que te explicamos como hacer leche de cebada.

¿Cómo hacer agua de cebada?

El proceso es en realidad muy sencillo, tal y como te indicamos a continuación:

¿Qué necesitas?

  • 100 gr. de granos de cebada
  • 1 l. de agua
  • 1 pizca de canela
  • 1 rodaja de limón
  • Para endulzar: miel, panela o azúcar de caña integral

Preparación

  1. Pon los granos de cebada en un colador y lávalos bajo el grifo del agua.
  2. Pon el litro de agua en un cazo junto con los granos de cebada, y lleva a ebullición.
  3. Una vez empiece a hervir, baja el fuego y cocina a fuego lento hasta que los granos estén tiernos.
  4. Finalmente cuela el agua, endulza al gusto, añade canela y limón y bebe cuando esté fría.

¿Cómo tomar el agua de cebada?

Lo más habitual es beber el agua de cebada cuando la bebida está fría, y aromatizarla con una pizca de canela y con algo de limón. También se puede endulzar al gusto, ya sea con miel, con panela o con azúcar de caña integral (no es recomendable endulzar con azúcar blanco).

Imágenes | T.Tseng / Ben Mason

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest