cosmo

El agua de avena para la piel es una opción natural de disfrutar de sus beneficios y propiedades, gracias a sus propiedades hidratantes y nutritivas. Descubre sus cualidades y cómo utilizarla fácilmente sobre tu piel.

Si te preguntamos por un cereal que sueles consumir habitualmente, y que cada mañana incluyes comúnmente en tu desayuno, es probable que la avena se convierta en uno de los protagonistas principales. Y es que no hay duda que se trata de uno de los cereales más consumidos por su riqueza nutricional y su gran aporte energético, que se combina casi a la perfección con sus cualidades para aportarnos energía mientras nos sacia, al ser muy rico en hidratos de carbono complejos.

Pero sus cualidades nutricionales no acaban aquí, ya que también destaca por aportar proteínas de buena calidad o de alto valor biológico (además de seis de los ocho aminoácidos esenciales), vitaminas del grupo B (principalmente B1 y B2) y E, minerales (como el calcio, zinc, hierro y magnesio) y fibra.

Beneficios del agua de avena para la piel

Además de consumir la avena cocida en forma de porridge, también es posible elaborar dos maravillosas bebidas que nos aportan su gran mayoría de propiedades y beneficios nutricionales: por un lado destaca la leche de avena (una bebida vegetal muy popular cuyo consumo ha aumentado en los últimos años, sobre todo por ser una excelente alternativa a la leche de vaca), y por otro puede sorprendernos la conocida como agua de avena, que además de ser ideal para consumir en ayunas también nos aporta increíbles beneficios para la piel.

¿Qué es el agua de avena? ¿En qué consiste?

El agua de avena es el líquido resultante de la cocción de los copos de avena con agua.

Se diferencia de la leche de avena en que la bebida vegetal de avena se elabora tradicionalmente incorporando a la bebida los copos de avena triturados, mientras que el agua tiende a ser mucho más líquida porque al final de la elaboración se cuela con ayuda de una malla fina o de un colador.

Propiedades del agua de avena para la piel

Aunque el agua de avena aporta muchas propiedades para nuestra salud de forma interna, cuando es aplicada de manera externa también aporta increíbles beneficios para nuestra piel (de la misma manera que sus cualidades pasan igualmente a nuestra piel cuando la tomamos cada día). Entre los beneficios del agua de avena para la piel más importantes podemos mencionarte y destacar los siguientes.

  • Ayuda a hidratar la piel: gracias a su composición en lípidos y sustancias absorbentes de agua, el agua de avena es ideal para evitar la deshidratación de la piel, ayudando en su proceso de hidratación natural.
  • Ideal para eliminar impurezas de la piel: si tienes habitualmente espinillas, granos, barros y otras imperfecciones e impurezas de la piel, el agua de avena es útil para ayudarte a eliminarlos, reducirlos y prevenirlos, al ser útil para controlar la producción de sebo.
  • Ayuda a eliminar células muertas: es normal que las células muertas se acumulen en nuestra piel, de manera que al combinarse con el exceso de sebo dan como resultado la aparición de acné, espinillas y puntos negros.

Propiedades del agua de avena en la piel

Cómo usar el agua de avena para disfrutar de sus beneficios en la piel

Existen diferentes opciones útiles a la hora de disfrutar de las distintas cualidades, beneficios y propiedades que te aporta el agua de avena para la piel. Pero antes de proseguir te aconsejamos saber cómo hacer agua de avena, ya que a partir de esta receta básica podrás luego disfrutar de sus cualidades en la piel. Son las siguientes:

Ducha de agua de avena

Es ideal para que toda la piel de tu cuerpo pueda beneficiarse de las cualidades del agua de avena. Y se convierte sin duda alguna en una de las opciones más sencillas y fáciles.

Basta con llenar una bañera con agua caliente y añadir un litro de agua de avena. Luego sumérgete en el baño durante 15 minutos.

Beneficios del agua de avena para la belleza

Mascarilla de agua de avena y yogur

En una ocasión anterior te explicábamos como hacer una mascarilla de yogur y avena útil para eliminar los puntos negros y nutrir la piel del rostro. En esta ocasión vamos a aprender a hacer una mascarilla de agua de avena y yogur, sustituyendo los copos de avena por el agua de avena en sí misma.

Solo necesitas 1 yogur natural, 2 cucharadas de agua de avena, 1 cucharada de miel y 1 clara de huevo. Mézclalo todo bien hasta que obtengas una textura homogénea.

Al momento de aplicártela lava bien tu rostro y sécalo con una toalla. Añade la mascarilla por el rostro con cuidado de no llegar a los ojos, deja actuar entre 15 a 20 minutos y finalmente retira con agua tibia.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest