cosmo

Aditivos alimenticios

Información sobre los aditivos alimentarios, regulación y funciones que cumplen los diferentes aditivos alimenticios que habitualmente se utilizan en la industria alimentaria.

aditivos alimenticiosLos aditivos alimentarios son sustancias o compuestos que se añaden a determinados productos alimenticios con el objetivo de aportar color, aroma, sabor y poder aumentar su periodo de conservación.

Los encontramos en las etiquetas de los alimentos tanto industriales como de conserva, siempre con letra pequeña dado que es habitual que sean incluidos dentro de los ingredientes utilizados para la elaboración de ese producto alimenticio.

Con estas sustancias, por ejemplo, se consigue que un determinado producto alimenticio o bebida tenga una apariencia mucho más atractiva, se mejore su sabor, aroma y además tiendan a durar más tiempo sin estropearse o caducarse. Como vemos, el objetivo de estas sustancias es conservar y mejorar sus propiedades organolépticas, a la vez que facilitan o mejoran su proceso de elaboración/conservación.

Regulación de los aditivos alimentarios

En la Unión Europea, los aditivos alimentarios se encuentran regulados por la Directiva europea 89/107/CEE, que los define como “cualquier sustancia, que, normalmente, no se consuma como alimento en sí, ni se use como ingrediente característico en la alimentación, independientemente de que tenga o no valor nutritivo, y cuya adición intencionada a los productos alimenticios, con un propósito tecnológico en la fase de su fabricación, transformación, preparación, tratamiento, envase, transporte o almacenamiento tenga, o pueda esperarse razonablemente que tenga, directa o indirectamente, como resultado que el propio aditivo o sus subproductos se conviertan en un componente de dichos productos alimenticios.”

Estos aditivos deben someterse a una valoración científica completa y rigurosa, que permita garantizar su seguridad antes de que su consumo sea autorizado.

Para ello, en Europa el Comité Científico para la Alimentación Humana de la UE (Scientific Committee for Food, SCF) es el encargado de realizar tales estudios, mientras que a nivel internacional nos encontramos con el Joint Expert Committeee on Aditivos alimentarios, JECFA (Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios), que trabaja bajo las órdenes de la OMS (Organización Mundial de la salud) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación).

Funciones de los aditivos alimentarios

  • Conservar la consistencia del producto: mientras que los espesantes o estabilizadores aportan una textura uniforme, los emulsionantes aportan una textura consistente, evitando que los productos se separen.
  • Mejorar y/o conservar el aporte nutricional del alimento: es habitual que determinados aditivos fortalezcan o enriquezcan el valor nutricional que aportan los alimentos.
  • Conservar el sabor de los alimentos: los antioxidantes, por ejemplo, ayudan a que los alimentos horneados no se vuelvan rancios.
  • Conservar la salubridad de los alimentos: determinados aditivos tienden a reducir la contaminación bacterial y el daño que el aire, hongos o la levadura pueden causar en los alimentos.
  • Controlar la alcalinidad y acidez: permiten obtener un mejor gusto y sabor.
  • Mejorar su apariencia: aportan un mejor sabor, gusto y permiten obtener el color deseado, mejorando el aspecto de los alimentos.

Tipos de aditivos alimentarios

Dependiendo de su función podemos encontrarnos con diferentes tipos de aditivos alimentarios:

  • Antioxidantes: son aditivos que evitan que los alimentos tiendan a oxidarse y se pongan rancios. Son capaces de neutralizar la acción oxidante de los radicales libres.
  • Colorantes: son aditivos que ayudan a que determinados alimentos o productos alimenticios no pierdan su color, o bien cuando se decoloran, se mantengan con un aspecto más agradable, intensificando su color.
  • Conservantes: son aditivos que protegen los alimentos, evitando la proliferación de microorganismos que los estropeen y aumentando el tiempo de conservación y durabilidad.
  • Emulgentes: son aditivos que pueden unirse a otras sustancias (acuosas y no acuosas) gracias a su estructura molecular.
  • Estabilizantes: nos encontramos con aditivos espesantes y gelificantes, que son capaces de formar una envoltura alrededor de las moléculas de agua, restringiendo su movilidad, o bien aumentar su viscosidad.

Imagen | Naveg

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest