cosmo

El acné juvenil es uno de los mayores problemas estéticos a los que se enfrentan muchos adolescentes llegada la pubertad. Descubre qué síntomas produce, qué lo causa y los tratamientos más útiles y recomendados.

El acné es una de las señales más típicas de la pubertad y la adolescencia. Sin embargo, no es exclusivo de los jóvenes y también los adultos podemos sufrir de esos molestos granitos en nuestro rostro y en otras partes del cuerpo, aunque es cierto que desde un punto de vista popular es más conocido como acné juvenil.

Básicamente consiste en una enfermedad de la piel caracterizada por la inflamación de las glándulas sebáceas y por la aparición de granos y espinillas, sobre todo en dos puntos o zonas comunes de nuestro cuerpo: en la cara y la espalda, pudiendo aparecer también en otras zonas igual de habituales, como por ejemplo es el caso del pecho y los hombros.

Todo sobre el acné juvenil

En la piel nos encontramos con unos pequeños hoyuelos conocidos con el nombre de poros, los cuales se conectan a las glándulas sebáceas situadas debajo de la piel a través de un canal conocido con el nombre de folículo.

Las glándulas son encargadas de producir sebo (una sustancia grasosa), que transporta las células de piel muerta a la superficie de la piel para su eliminación. Sin embargo, cuando el folículo se obstruye o tapa se forma un grano o espinilla.

Síntomas del acné juvenil

El acné es una afección que se produce en las nuestra piel. Los granitos que solemos ver en estos casos se origina en los folículos, un pequeño canal que tiene cada uno de los poros de la piel y a través del cual se conecta a las glándulas sebáceas.

Cuando los folículos se taponan retienen una sustancia grasosa -producida por las glándulas sebáceas- que es llamada sebo. Este proceso suele acompañarse de una hinchazón causada por una bacteria.

causas-acne

El acné se puede manifestar de diferentes maneras, las más habituales son:

  • Puntos blancos debajo de la superficie de la piel.
  • Puntos negros en la superficie de la piel.
  • Pápulas son granos rosados abultados que pueden doler al tocarlos.
  • Pústulas son granos rojos en la parte inferior y con tienen pus por arriba.
  • Nódulos son granos de mayor tamaño y sólidos que se forman dentro de la piel y causan dolor.
  • Quistes son granos que se alojan a más profundidad y que tienen pus en su interior, también causan dolor y pueden dejar cicatrices.

Causas del acné juvenil

Aunque aún no se ha determinado una causa exacta de esta afección, algunos factores pueden causar su aparición. Como os comentábamos al inicio de este artículo, los granitos son algo que normalmente asociamos a la pubertad, esto se debe a que durante la adolescencia se da un enorme aumento hormonal (que es el responsable de los múltiples cambios que el cuerpo atraviesa en esta etapa de la vida) y esto puede causar que las glándulas sebáceas se tapen más.

Te recomendamos leer: El acné en adultos.

Pero los cambios hormonales intensos también se dan durante el embarazo, esto genera que uno de los cambios que se experimentan durante la gestación sea la aparición de acné en la futura madre. Otro factor que altera los niveles normales de hormonas pudiendo generar acné es la píldora anticonceptiva, ya sea que se comienza a tomar o que se ha suspendido.

embarazo-acne

Además, otras causas del acné pueden ser la herencia familiar, la toma de ciertos medicamentos o utilizar maquillaje grasoso. Cabe aclarar que, contrariamente a la opinión popular, el chocolate y la fritura no generan acné! Aunque de todos modos debemos consumirlos moderadamente para evitar otros inconvenientes en la salud.

Tratamiento para el acné

El tratamiento para el acné debe realizarse a través de la consulta a un dermatólogo, que es el médico especializado en la salud de la piel. El objetivo de este tratamiento suele ser curar los granos o espinillas existentes y evitar su reaparición, a la vez que prevenir la aparición de cicatrices.

También es importante trabajar sobre cómo se siente el paciente al respecto pues el acné en casos graves, y sobre todo cuando se ubica en el rostro, puede generar sentimientos de vergüenza, deseos de no salir, timidez, etc.

Generalmente los dermatólogos, según el caso de cada paciente y el tipo de acné que presenta recomendarán medicamentos con o sin prescripción médica. Algunos de estos medicamentos son tópicos, es decir, se aplican sobre la piel y otros son pastillas orales.

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest