cosmo

¿Por qué aparece el acné en adultos? Conoce las causas de aparición del acné o los granos después de la adolescencia, y por qué vuelven a nuestra piel.

el acne en adultosEl acné es considerado como un auténtico problema estético para muchos jóvenes, siendo muy habitual entre los 13 a los 16 años, ya que principalmente tiende a aparecer durante la pubertad y adolescencia.

Se trata de una enfermedad que afecta a las glándulas sebáceas, que producen una sustancia grasosa que recibe el nombre de sebo. Dentro de los folículos, el sebo transporta las células de piel muerta a la superficie de la piel. Sin embargo, cuando se tapa un folículo, aparece una espinilla o grano.

En la mayoría de las ocasiones los granos o espinillas aparecen en la cara, el cuello, los hombros, la espalda y el pecho. Y aunque es muy común en los más jóvenes, ¿sabías que también puede afectar a los adultos?.

¿Por qué el acné aparece en adultos?

Suele ser muy habitual que el acné aparezca cuando somos jóvenes, nos encontramos en plena adolescencia, y luego desaparezca. Es un momento en el que nos sentimos felices y agradecidos, porque por fin el acné ha desaparecido de nuestra piel. Pero de repente, un día, nos damos cuenta que vuelve a aparecer de nuevo.

Aunque puede volver a surgir por problemas hormonales, lo cierto es que en las personas adultas una de las causas más habituales de aparición del acné es el estrés.

¿Por qué? Esto se debe sobretodo a que los nervios, la ansiedad y el estrés en sí mismo tiende a producir un aumento de los andrógenos, lo que favorece la aparición de esos molestos granitos.

Por tanto, la clave está en tratar de seguir un estilo de vida lo más relajado y tranquilo posible, practicando ejercicio físico para desestresarnos e incluso siguiendo alguna técnica de relajación útil, como por ejemplo la meditación o el yoga.

¿Qué otras causas pueden provocar la aparición de acné en adultos?

Tampoco podemos olvidarnos de las otras causas del acné en adultos:

  • Cambios de estación que pueden provocar un desajuste hormonal.
  • Contaminación ambiental.
  • Uso excesivo de cremas corporales, o de cremas no adecuadas para nuestra piel.
  • Seguir una dieta poco equilibrada.

Imagen | Ava R.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest