cosmo

Guía para donar sangre: ¿a quién puedo donar dependiendo de mi grupo sanguíneo? Te descubrimos todo lo que necesitas saber para que conozcas a quién puedes donar sangre y de quién puedes recibir.

La sangre es esencial y fundamental para la vida. Básicamente consiste en un tejido formado por distintos elementos, los cuales poseen a su vez diferentes características y funciones. Por este motivo cuando se realiza una transfusión de sangre lo más habitual es que se transfundan por separado estos elementos a enfermos o pacientes distintos.

Por ello la donación de sangre regular es sumamente importante, porque una única donación de sangre puede ayudar y beneficiar a más de una persona, con distintos problemas, afecciones de salud o enfermedades.

Grupos sanguíneos en la donación de sangre

Una donación de sangre se fracciona para la obtención de tres productos sanguíneos: el plasma, los concentrados de plaquetas y los concentrados de hematíes.

Los hematíes son los glóbulos rojos, y son los encargados y los responsables de transportar el oxígeno desde los pulmones a los diferentes tejidos de nuestro cuerpo. Por este motivo su déficit ocasiona una carencia de oxígeno en los órganos vitales. Su tratamiento es la administración o transfusión de concentrado de hematíes.

Las plaquetas intervienen en la coagulación de la sangre. Esta función es de suma importancia, ya que impiden la aparición de hemorragias secundarias en pequeñas lesiones que se producen habitualmente en las venas, arterias y capilares. Por ello su déficit puede provocar la aparición de hemorragias graves, y la trombopenia (déficit) es frecuente en leucemias (enfermedades malignas de la sangre) y después de someterse a algún tratamiento contra el cáncer.

Por último nos encontramos con el plasma, que consiste en la parte líquida de la sangre y se encuentra formada por agua y proteínas. Entre las proteínas distinguimos anticuerpos, albúmina y factores propios de la coagulación. Estas proteínas intervienen en una amplísima diversidad de procesos metabólicos considerados como básicos para nuestro organismo: el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, la coagulación de la sangre, así como el transporte de varias sustancias.

Los grupos sanguíneos

Explicado de forma más o menos sencilla, podemos decir que los grupos sanguíneos son sustancias que encontramos unidas a la membrana de muchas células presentes en nuestro organismo.

Entre estas células, por ejemplo, nos encontramos los glóbulos rojos o hematíes sobre los que te hablábamos al comienzo de esta nota.

Y, precisamente, estas sustancias son las que determinan el grupo sanguíneo que tiene la persona, y por tanto, la compatibilidad que existe a la hora de llevar a cabo las transfusiones de sangre. En este sentido, si bien es cierto que existen muchos grupos sanguíneos, dos son los más frecuentes y/o importantes: el grupo ABO y el grupo Rh.

grupos-sangre

El grupo sanguíneo ABO

Se trata de un grupo sanguíneo en el que son los azúcares los que lo determinan. Dependiendo de su composición nos encontramos con cuatro grupos dentro del propio grupo ABO: A, B, AB y O. Los grupos O y A son los más frecuentes, con una frecuencia estimada de un 45% para el primero y de un 40% para el segundo.

Por otro lado, como comentábamos, distinguimos los otros dos grupos cuya frecuencia es mucho mayor: un 11% para el grupo B y un 4% para el grupo AB.

En el grupo A los glóbulos rojos tienen el antígeno A y en su plasma encontramos el anticuerpo Anti-B. En el grupo B los glóbulos rojos tienen el antígeno B y en su plasma encontramos anticuerpos Anti-A. En el grupo AB el plasma no tiene ningún anticuerpo pero presentan los dos tipos de antígenos A y B. Y finalmente en el grupo 0 sus glóbulos rojos no tienen antígenos, y su plasma presenta anticuerpos Anti-A y Anti-B.

El grupo sanguíneo Rh

Dentro de este grupo sanguíneo nos encontramos con otros dos grupos: el Rh positivo y el Rh negativo. Los antígenos de este sistema son generalmente de naturaleza proteica, y para que este grupo sea positivo o negativo depende de que en la superficie del glóbulo rojo se encuentre dicha proteína.

Así, si se encuentra presente será Rh positivo, y si está ausente será Rh negativo. De esta manera, una persona debe tener un grupo sanguíneo formado por la proteína A, B o las dos. Y además tendrá un Rh positivo o negativo.

donacion-sangre

¿A quién puedo donar sangre?

Teniendo en cuenta todo lo indicado, no es lo mismo quien puede donar a quién y quién puede recibir de, dado que dependiendo del grupo sanguíneo ante el que nos encontremos podrá donar a un determinado grupo, pero sin embargo no podría recibir sangre de otros grupos.

Grupo sanguíneo Puede donar a: Puede recibir de:
A+ A+, AB+ A+, A-, O+, O-
O+ A+, O+, B+, AB+  O+, O-
B+ B+, AB+ B+, B-, O+, O-
AB+ AB+ TODOS 
A-  A+, A-, AB+, AB- A-, O- 
O-  TODOS O-
B- B+, B-, AB+, AB- B-, O- 
AB- AB+, AB- A-, O-, B-, AB-

Temas:

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest