cosmo

Si tu riesgo cardíaco es elevado y estás en riesgo de sufrir un infarto de miocardio o cualquier otro accidente cardíaco te descubrimos 8 consejos saludables para disminuirlo fácilmente.

Según datos estadísticos de la OMS alrededor de 17,5 millones de personas en el mundo murieron en el 2012 como consecuencia de infarto de miocardio o de accidente cerebro vascular (AVC). Más de ¾ partes de estas muertes se registraron en países de bajos y medianos ingresos y afectaron en igual porcentaje a personas de ambos sexos.

Dentro de este marco de situación lo positivo es que más del 80% de los casos son prevenibles. ¿De qué manera?. Verificando y controlando los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como ser: hipertensión, niveles elevados de colesterol, niveles elevados de diabetes (azúcar).

Cómo disminuir y eliminar el riesgo cardíaco fácilmente

Pero deberíamos repasar brevemente porqué se provoca el infarto de corazón. Esto es así: la mayoría de los infartos aparecen cuando un coagulo en la arteria coronaria bloquea el suministro sangre y oxigeno al corazón.

Esto provoca latidos cardiacos irregulares, arritmia y como consecuencia de ello una disminución de bombeo de sangre al corazón. Una obstrucción de este tipo que no se detecta a las primeras horas desencadena lamentablemente en la propia muerte.

Por lo tanto debemos eliminar los riesgos de un infarto. Para ello te damos a continuación ocho consejos saludables para eliminar el riesgo cardiaco.

8 consejos sanos para eliminar el peligroso riesgo cardíaco

1. Practicar ejercicio físico cada día

Realizar actividad física 30 minutos por día ayuda a mantener el sistema cardiovascular en forma. Y realizar actividad 60 minutos por día ayuda a mantener un peso normal.

2. Seguir una dieta equilibrada y sana

Debes llevar una dieta sana. Esto qué quiere decir: consumir una abundante cantidad de frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescados, legumbres, poca sal y azúcar. Debes beber con moderación la ingesta de alcohol.

alimentos-corazon

3. Dejar de fumar

Debes evitar el consumo de tabaco ya que daña gravemente la salud independientemente de cómo se consuma (cigarrillo, pipa o tabaco para mascar). La buena noticia es que al año de haber Controlar dejado de consumir tabaco los riesgos de un infarto de miocardio o ACV disminuyen a la mitad.

4. Limitar el alcohol

Debes evitar el exceso de consumo de alcohol. Si bien estudios recientes indican que el consumo moderado reduce los riesgos de enfermedades vasculares esto debe ser limitado a uno o dos vasos de vino tinto por día en las comidas.

5. Mantener un peso óptimo

Esta comprobado científicamente que la obesidad agrava los problemas cardiacos por los sobreesfuerzos que se somete al corazón, ya que predispone al organismo a sufrir hipertensión , ACV como también favorece a la aparición de enfermedades como diabetes tipo 2.

6. Realizar actividades placenteras y eliminar el estrés

Cuando uno esta sometido a estrés constante el corazón se acelera y es así como aumenta como consecuencia la presión arterial. No esta comprobado que el estrés produzca enfermedades cardiovasculares pero si puede ayudar a poner en riesgo la salud.

corazon-estres

Para ello se recomienda realizar actividades placenteras que reduzcan el nivel de agotamiento físico y mental como por ejemplo yoga, tai-chi o cualquier otra actividad que resulte relajante y desestresante para el individuo.

7. Controlar la diabetes

Controlar la diabetes es sumamente importante. Y para ello se debe evitar la obesidad sobre todo la de predominio abdominal que es muy común en la mujer diabética; como así también la hipertensión arterial, cuya aparición suele aumentar en la mujer a partir de los 40-50 años. Por lo tanto para todo ello se hace muy necesario controlar periódicamente el azúcar en la mujer.

8. Vigilar la tensión arterial

Cuando se diagnostica hipertensión arterial significa que se encuentran elevados los distintos niveles de presión arterial, o la presión que nuestro corazón ejerce sobre las arterias de forma sostenida o continuada.

Una tensión arterial elevada es un riesgo cardíaco, dado que cuando existe hipertensión arterial y no es tratada el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular aumenta peligrosamente. Por tanto, es fundamental vigilar la tensión arterial, tomándonos mediciones con regularidad (sobre todo si tenemos algún riesgo cardiovascular ya diagnosticado o alguna enfermedad relacionada), y controlándola.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest