cosmo

El jengibre es un alimento con increíbles beneficios medicinales, por ello es tan útil incluirlo en la elaboración de muchos remedios naturales. Te explicamos los 6 mejores remedios con jengibre.

El jengibre tiene grandiosos beneficios. Esta planta de origen asiático es fundamental dentro del mundo de las terapias naturales y caseras para tratar enfermedades. De ella se obtiene su rizoma, de tamaño grueso y algo aplastado con un caracterísimo aroma y un sabor ligeramente picante. Se cultiva sobre todo en China, aunque también es muy común en la India, en cuya cocina popular cuenta con una posición bastante destacable.

Es precisamente por su sabor y aroma picante por lo que se convierte en una opción natural interesante contra distintas afecciones digestivas, constituyéndose así como un ingrediente indispensable en la mayoría de remedios caseros y naturales para el sistema digestivo.

Los mejores remedios con jengibre

Pero sus cualidades no acaban aquí, ya que es útil para disminuir el dolor presente en las articulaciones y los músculos, es adecuada para regular el metabolismo al facilitar la absorción de los nutrientes que nos aportan los alimentos, y es ideal para reducir los síntomas asociados a mareos y náuseas.

A continuación observarás cómo es posible utilizar este ingrediente para lograr los siguientes remedios.

Los mejores remedios naturales con jengibre

1.- Evitar la congestión

Si estás sufriendo por este inconveniente a nivel pulmonar, prepara un cataplasma (una pasta blanda extendida entre dos gasas) con jengibre, aplícala en tu pecho y toma un buen abrigo. Al aplicarlo, es recomendable que te mantengas en cama y ayudarte del calor para acelerar el proceso de recuperación.

2.- Cortar las náuseas

Puedes evitar esta sensación a través del consumo de jengibre. Perfecto para situaciones como descansos post-operatorios o luego de tratamientos con quimioterapia, después de un parto o mareos durante largos viajes.

En este caso es recomendable preparar una infusión o simplemente agregar trozos de jengibre en agua caliente. La solución del cataplasma también funciona en este caso si es aplicado sobre el estómago.

jengibre-remedios

3.- Reducir el dolor por artritis

Puedes aliviar dolores musculares e inflamación en tus articulaciones, simplemente debes utilizar una dosis de aproximadamente 4 gramos de jengibre en polvo a diario. Esto es ideal para aquellos que padecen de enfermedades como osteoartritis o reumatoidea.

Si quieres un alivio rápido en estos síntomas, agrega una pequeña rebanada de jengibre en tus comidas.

4.- Aliviar efectos de gripe y tos

¿Tienes un resfriado? Bebe una taza de té de jengibre agregando un toque de miel y limón.

Te recomendamos leer: Té de jengibre y canela.

Calienta el agua hasta donde te parezca que puedas soportarla, usa el zumo de medio limón, unas cuantas rodajas de jengibre y una cucharadita de miel. Tus dolores de cabeza, de garganta y tos con flema irán desapareciendo con tan solo 6 u 8 pequeñas porciones al día.

5.- Estimular tu circulación sanguínea

Agregando jengibre en tus comidas con regularidad, puedes crear un mejor funcionamiento del flujo circulatorio, especialmente en las áreas abdominales y pelvianas, lo que resulta perfecto para ayudar la menstruación

6.- Curar escalofríos causados por gripe

Consumir jengibre le aporta al cuerpo una sensación de calor importante, esto se debe a sus beneficiosas propiedades. Por eso la mejor forma de lidiar con los escalofríos de los que padecemos durante el estado gripal, lo ideal sería el mismo caso de preparar una infusión con limón y miel, pero eta vez agregando el zumo de una naranja. Así tu temperatura corporal se elevará y tendrás como resultado la transpiración que es necesaria durante esta enfermedad.

remedio-jengibre-natural

Al principio hemos dicho que eran 6 remedios, pero queremos ser generosos, por eso te regalamos uno extra:

7.- Disminuir dolores estomacales por digestión

Si una comida te ha caído pesada o estás pasando por un caso de intoxicación por algo que consumiste, un buen remedio es pelar jengibre fresco, procesarlo con un poco de agua, colar el líquido y así tendrás como resultado un jugo de jengibre, al que debes agregar una cucharadita de miel. Bébelo en este caso, como también puedes hacerlo un par de veces mensualmente para prevenir dolencias digestivas.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest