cosmo

¿A quién no le gusta el jengibre? Es una raíz deliciosa llena de beneficios curativos y propiedades medicinales. Descubre cómo disfrutar de sus cualidades con estas recetas saludables.

El jengibre es una raíz milenaria cuyo origen se remonta en Asia, específicamente en sus zonas tropicales donde el cultivo de jengibre adquiere las condiciones climáticas necesarias para crecer y nutrirse. Desde el siglo V, tanto las culturas chinas como hindúes las utilizaban como un ingrediente principal para crear remedios y antibióticos naturales, cuya naturaleza ancestral sigue vigente y hoy en día se extiende a lo largo de todo los continentes.

De hecho, el impacto que tuvo el jengibre en el occidente, viene dado por sus propiedades medicinales para aliviar dolores digestivos, puesto que funciona para tratar las flatulencias y las náuseas.

Remedios naturales con jengibre

Tanto la medicina hindú como la china se alejan por completo de la utilización de químicos y componentes inorgánicos para curar enfermedades y patologías. De ésta forma, se le atribuye a estas primeras civilizaciones el poder de complementar los elementos de la naturaleza y aprovechar sus nutrientes para sanar al cuerpo humano y otorgarle múltiples beneficios.

¿Qué hace que el jengibre sea el alimento medicinal más completo?

Puesto que el jengibre posee un alto porcentaje de vitaminas, en especial la B6 y la C, es un antioxidante por naturaleza que favorece la salud cardiovascular y respiratoria, lo cual permite una mayor fluidez de la sangre, previniendo así enfermedades arteriales.

Otra bondad medicinal que tiene el jengibre, es su alto contenido de minerales, calcio, fosforo, magnesio, potasio y zinc, en otras palabras; es una raíz bastante completa la cual le proporciona al cuerpo humano múltiples nutrientes, necesarios y útiles para el fortalecimiento del sistema inmunológico.

En orden de las múltiples ventajas curativas y preventivas que posee esta hierba milenaria, he aquí 6 remedios caseros con jengibre idóneos para mejorar la salud y equilibrar los sistemas del organismo.

6 formas de disfrutar de los beneficios del jengibre: recetas saludables

Té de jengibre para el resfriado

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de jengibre en polvo
  • El jugo de un limón
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharada de miel de abeja

¿Qué debes hacer?:

En primer lugar pon agua en una olla y pon al fuego hasta que alcance el punto de ebullición. Justo en este momento añade el jengibre en polvo.

Exprime un limón para obtener su jugo y añádelo a la olla, removiendo con una cuchara de madera de vez en cuando.

Cuando esté listo sirve la bebida en una taza y agrega un toque de miel, lo que ayudará a estimular aún más el efecto expectorante y mejorará los síntomas del resfriado.

te-jengibre

Te recomendamos: Té de jengibre y canela

Compresas para la artritis

La idea de aplicar estas compresas con jengibre como un remedio natural y casero es aumentar la temperatura corporal, incrementar la circulación y dilatar los capilares de la zona.

Ingredientes:

  • Infusión de jengibre
  • Pañuelos o gasas

Preparación:

Moja dos o tres gasas o pañuelos en una infusión o en un té de jengibre. ¿Y cómo hacer la infusión? Muy fácil: pon agua en un cazo y cuando empiece a hervir añade 100 gramos de ralladura de jengibre.

Cuando la infusión esté lista y hayas remojado las gasas o los pañuelos coloca de 10 a 15 minutos sobre la zona donde reside el dolor de las articulaciones o la zona inflamada.

Cataplasma para los dolores

Las cataplasmas se caracterizan por ser medicamentos sólidos en forma de pasta que actúan como tópicos.

Ingredientes:

  • 2 o 3 tazas de infusión de jengibre
  • 2 tazas de harina de lino o de maíz

¿Qué debes hacer?:

Mezcla la harina de lino o de maíz con las tazas de infusión de jengibre. Remueve bien ambos ingredientes mientras la infusión aún se encuentra caliente.

Espera a que se enfríe, y haz una pasta sólida tanto con la harina como con la infusión.

Cuando el cataplasma esté tibio, aplícalo sobre la zona donde exista dolor y déjalo actuar durante 10 minutos.

jugo-jengibre

Jugo de jengibre con piña para desintoxicar

El gingerol y el shogaol son dos componentes que posee el jengibre para estimular el metabolismo. En las dietas détox el jengibre se encuentra presente como un componente fundamental para desintoxicar el cuerpo que, en compañía de una fruta diurética proporciona excelentes resultados.

Ingredientes:

  • 1 piña completa
  • 4 vasos de agua
  • 200 gr. de jengibre rallado o en polvo
  • 100 gr. de panela o miel

Preparación del jugo de jengibre:

Pela la piña hasta que hayas removido toda la cáscara. Coloca todos los ingredientes en una licuadora.

Licúa hasta que todo quede bien homogéneo. Ingiere el jugo preferiblemente en ayunas.

No te pierdas: Remedio con jengibre y jugo de limón

Vahos de jengibre para la congestión

Ingredientes:

  • 200 gr. de jengibre rallado
  • 2 vasos de agua

¿Qué debes hacer?:

Coloca a hervir 2 vasos de agua en una olla. Cuando alcance su punto de ebullición, agrégale los 200 gr. de jengibre rallado.

Habiendo pasados 5 minutos retira el jengibre con ayuda de un colador.

Aún estando tibio el vaho de jengibre, colócalo sobre el pecho para mejorar los síntomas de la gripe.

jengibre

Miel de jengibre como antibiótico para infecciones respiratorias

Ingredientes:

  • 3 rizomas de jengibre picados en trozos pequeños
  • ½ litro de miel cruda

¿Qué debes hacer?:

Coloca en una jarra el medio litro de miel. Añade los trozos de jengibre y remueve hasta que esta hierba medicinal se deposite en el fondo.

Ten la mezcla reservada en un lugar seguro y consúmelo tres veces al día: en la mañana, al mediodía y en la noche.

Utilízalo también para los dolores y las irritaciones en la garganta.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest