cosmo

Cómo reducir el colesterol rápidamente y de forma efectiva, con estos 5 trucos que te proponemos para bajar los niveles altos de grasas en sangre.

¿Sabías que en realidad el colesterol NO es malo para la salud? Tenemos la creencia –errónea- de que el colesterol, independientemente de que se encuentre en unos valores óptimos y por tanto normales, es malo para la salud, cuando en realidad ocurre todo lo contrario: es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Podemos, por ejemplo, prestar atención a cuáles son algunas de las principales funciones del colesterol para percatarnos de ello: es imprescindible para nuestras células al formar parte de las membranas plasmáticas, es precursor de las hormonas sexuales, de la vitamina D y de las hormonas corticoesteroidales, y a su vez es un componente esencial de las sales biliares.

Trucos para reducir el colesterol

Pero que el colesterol no sea en realidad malo para la salud no significa que sus niveles altos, por encima de lo considerado como óptimo o normal, sí lo sea. En este sentido, debes tener en cuenta que se consideran niveles normales aquellos situados por debajo 200 mg/dl de colesterol total, y normal-alto entre los 200 y los 240 mg/dl.

Si has recogido tus análisis de sangre y tus niveles de colesterol están por encima de lo normal, te propongo a continuación 5 formas fáciles que te ayudarán a reducir el colesterol de forma eficaz y sencilla. Toma nota.

Sigue una dieta hipocalórica, preferentemente la dieta mediterránea

¿Sabías que la conocida como dieta mediterránea destaca precisamente por ser una de las más valoradas por muchos nutricionistas y dietistas, al ser considerada como una de las más adecuadas a la hora de seguir un estilo de vida saludable?.

Los alimentos que principalmente la componen son: frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres, pasta, pan, patatas, pescado azul y blanco, carnes blancas, huevos, frutos secos, semillas y aceite de oliva (preferiblemente la opción virgen extra).

salmon

En realidad seguirla es sumamente sencillo, ya que sólo debes cambiar aquellos alimentos malsanos y poco recomendados (como es el caso de la bollería, dulces, productos refinados, alimentos fritos y rebozados, patatas fritas y aperitivos salados…) por alimentos mucho más saludables.

Evita el alcohol y el tabaco

Se sabe que cuando existe un consumo excesivo de bebidas alcohólicas, las enzimas que se encargan en nuestro hígado de metabolizar las grasas tienen a su vez que metabolizar ese exceso de alcohol, de manera que no solo se produce un aumento de grasa en el hígado (conocido como hígado graso), sino que también causa un aumento del colesterol LDL.

Por otro lado, el tabaco aumenta la concentración de grasas en la sangre (aumentando el colesterol LDL y disminuyendo el colesterol HDL), debido sobretodo a la presencia del monóxido de carbono. De hecho, la nicotina aumenta la agregabilidad plaquetaria, los triglicéridos y el colesterol. Provoca que las arterias se vuelvan menos flexibles.

alcohol-y-tabaco

La clave a la hora de reducir el colesterol está en ir dejando estos dos hábitos malsanos poquito a poco.

Practica ejercicio físico con regularidad

Vivir una vida de forma mucho más activa es un grandísimo aliado a la hora no solo de disfrutar de una buena salud, sino de rebajar nuestros niveles de colesterol alto.

Destacan especialmente los conocidos como ejercicios aeróbicos, los cuales presentan el beneficio de reducir los niveles de colesterol total, en especial los valores de colesterol LDL.

ejercicio

¿Y en qué consisten estos ejercicios? Muy sencillo: son aquellos que precisan sobretodo de oxígeno para su realización, especialmente por la intensidad que supone su práctica.

Algunas opciones sencillas son: caminar, trotar o correr, nadar, pedalear en bici y bailar.

Es aconsejable practicarlos cada día, preferiblemente entre 40 a 60 minutos.

Opta por algunas infusiones útiles para bajar el colesterol

Se ha demostrado que determinadas plantas y hierbas con cualidades medicinales y terapéuticas, son especialmente útiles a la hora de rebajar los niveles altos de colesterol.

Si te gustan las infusiones, y habitualmente las preparas en casa, te animamos a elaborar algunas de las siguientes:

  • Infusión de diente de león: el diente de león es una planta ideal a la hora de cuidar la salud del hígado, ayudando de manera muy positiva a regular sus funciones y a rebajar el colesterol excesivo. Es interesante beber de dos a tres tazas al día de esta infusión.
  • Infusión de albahaca: aunque tradicionalmente utilizada en la cocina, la albahaca también puede aportar interesantes beneficios contra el colesterol en forma de infusión. En este caso, se aconseja tomarla en ayunas.
  • Infusión de canela: elaborada con varias ramas de canela, esta infusión ayuda a evitar la formación de trombos y previene la aparición de enfermedades cardiovasculares, ayudando a reducir el colesterol y los triglicéridos.

infusiones

No te olvides de algunos suplementos naturales eficaces

Además de las infusiones sobre las que te he hablado en el apartado anterior, también puedes optar por algunos suplementos naturales especialmente útiles contra el colesterol.

Es el caso, por ejemplo, de la alcachofera y el cardo mariano, que cuentan con principios activos eficaces a la hora de depurar el hígado y reducir los niveles de colesterol.

Si no deseas hacerlas en forma de infusión, en la actualidad puedes encontrarlas en los herbolarios en forma de cápsulas.

Imágenes | Ahmed Rabea / gemteck1 / Just Add Light / Giuseppe Milo / Naama ym

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest