cosmo

La hierbabuena es una planta medicinal con muchos beneficios y propiedades. Descubre 5 beneficios y conoce cómo hacer la infusión de hierbabuena.

¿Quién no tiene hierbabuena en casa, sobre todo en la cocina? Lo cierto es que es común su utilización en la cocina, gracias al increíble poder aromático que poseen las hojas frescas de hierbabuena. Por otro lado, también se trata de una de esas plantas con beneficios medicinales que desde siempre se ha venido usando en la medicina natural y popular, como remedio casero para una diversidad amplia de trastornos y problemas de salud.

Se trata de una planta bautizada con el nombre científico de Mentha Spicata, la cual pertenece a la misma especie del género Mentha. De ahí que comúnmente tienda a ser confundida con la Mentha Piperita. Como ocurre con ésta, se trata de una hierba con un gran poder aromático, motivo por el cual –además de en la cocina- también ha sido usado para la elaboración de perfumes, por su intensidad y frescura.

hierbabuena

Si echamos un vistazo a cuáles son los principales beneficios de la hierbabuena, en realidad nos podemos dar cuenta de por qué se ha convertido en una de las plantas medicinales más utilizadas. De hecho, en lo que se refiere a su acción medicinal, aporta propiedades analgésicas, antiinflamatorias, carminativas, estimulantes, antisépticas y antiespasmódicas.

Los beneficios de la hierbabuena

1. Una gran digestiva

Se trata sin duda alguna de una de las cualidades más populares y conocidas de la hierbabuena. Es una planta con interesantes beneficios y cualidades digestivas. De ahí que su consumo sea ideal cuando nos cuesta hacer la digestión (por ejemplo, ante una digestión pesada), gracias a que es capaz de estimular tanto las secreciones biliares como las estomacales.

También es útil cuando tenemos cólicos y gases (flatulencias), que en muchas ocasiones resultan tan molestos y dolorosos, gracias a sus propiedades antiespasmódicas y carminativas.

2. Propiedades relajantes

Como ocurre con otras plantas con propiedades digestivas (como es el caso de la manzanilla o del anís verde), lo cierto es que la hierbabuena también resulta útil cuando estamos nerviosos, y nos sentimos ansiosos o estresados, gracias a sus cualidades relajantes.

Además, no hay duda que tomar la infusión de hierbabuena caliente, mientras descansamos un poco y leemos o escuchamos música, nos ayudará de forma positiva a recuperar la calma de manera completamente natural.

Beneficios de la hierbabuena

3. Útil para aliviar el dolor de cabeza

Si sufres habitualmente de dolores de cabeza o de migrañas, es posible que te hagas amigo/a de la hierbabuena. Y es que al tratarse de una planta con propiedades antiinflamatorias y analgésicas, ayuda a aliviar las molestias y el dolor.

Además de tomar su infusión, por su acción calmante y relajante, puedes adquirir en herbolarios un botito de aceite esencial de hierbabuena, y aplicártelo sobre la sien a la vez que te haces un masaje relajante.

4. Cualidades antisépticas

Gracias a su contenido en aceites esenciales y en polifenoles, la hierbabuena aporta propiedades antisépticas, virtud que se une de forma muy positiva con su acción antivírica y antifúngica.

Por ello resulta útil cuando existe algún problema dental o bucal, e incluso en caso de dolor de garganta, para la realización de gargarismos. Por otro lado, también ayuda en caso de alergias de la piel, y salpullidos.

5. Alivia afecciones respiratorias

¿Sabías que la hierbabuena, al igual que el eucalipto, actúa como un maravilloso expectorante? Por ello su consumo regular es también adecuado en caso de gripes y de resfriados, a pesar de tratarse de una cualidad no tan conocida, en comparación con sus beneficios digestivos.

Sea como fuere, gracias a esta cualidad también es útil en caso de asma, ayudando a la hora de aliviar sus síntomas.

Cómo hacer la infusión de hierbabuena

Una de las opciones más útiles a la hora de disfrutar de todas y cada una de las propiedades de la hierbabuena, es elaborando una maravillosa infusión con las hojas frescas de esta planta. Descubre cómo hacerla fácilmente y en pocos minutos.

Infusion de hierbabuena

Ingredientes:

  • 2 o 3 hojas frescas de hierbabuena
  • 1 taza de agua

Pasos para hacer la infusión de hierbabuena:

  1. Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua, y pon al fuego hasta que hierva.
  2. Justo antes de que comience a hervir, cuando entre en ebullición, añade las hojas de hierbabuena. Deja hirviendo 2 minutos.
  3. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos.
  4. Finalmente cuela y bebe.

Cómo tomar la infusión de hierbabuena, y cuándo:

Se pueden tomar hasta un máximo de 3 tazas de esta infusión al día. En caso de indigestión o gases, es recomendable tomarla después de las comidas, dentro de la primera media hora.

Imágenes | Forest and Kim Starr / Ruta Kucinskaite /

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest