cosmo

Si buscas recetas de salsas calientes te ofrecemos 4 deliciosas recetas con las que sorprender a tus invitados, ideales para acompañar distintos platos de carne, pescado, arroz y pasta.

Las salsas, ya sean calientes o frías, son esas recetas ideales para completar cualquier plato, y para conseguir que en definitiva nos encontremos ante un plato prácticamente perfecto. La amplia diversidad de opciones que se pueden elaborar son tan amplias que en realidad podemos encontrarnos con muchas recetas de salsas calientes diferentes, específicamente concebidas para determinados platos.

Por ejemplo, existen salsas calientes que combinan casi a la perfección con platos de pescado, mientras que existen otras que simplemente son ideales para acompañar carnes. Pero estas no son las únicas, ya que también podemos encontrar recetas de salsas para pastas, huevos…

Cómo hacer salsas calientes deliciosas

A continuación facilitamos como elaborar diferentes recetas de salsas calientes con las que podremos acompañar, degustar o saborear nuestras recetas preferidas. Son recetas sencillas de preparar con la que podremos dar un toque especial a los platos de pasta, carne, pescado, huevos, verduras, arroz.

Cómo hacer salsas calientes deliciosas

Salsa de espinacas

Esta salsa de espinacas es ideal para acompañar la pasta, huevos escalfados. Es muy sencilla de preparar y necesitaremos los siguientes ingredientes:

Ingredientes:

  • 400 gramos de espinacas frescas o congeladas.
  • 20 gramos de mantequilla.
  • 125 ml. de leche entera o desnatada.
  • Agua mineral para cocinar las espinacas.
  • Una cucharadita de harina simple de trigo.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra molida.

Elaboración:

Lavamos bien las espinacas y las ponemos a cocinar en un caldero con agua que solo cubra y un poquito de sal, cocinamos durante 5 o 6 minutos.

Una vez cocinadas las escurrimos bien, y las trituramos con la batidora.

En un cazo ponemos la mantequilla a derretir y una vez derretida agregamos la leche y las espinacas trituradas, añadimos un pellizco de sal y cocinamos con fuego moderado y removiendo hasta que la salsa vaya espesando.

Sí notáramos que no espesa lo suficiente añadimos la cucharadita de harina para que nos ayude a espesar y cocinamos removiendo durante unos 10 minutos.

Transcurrido el tiempo, apartamos del fuego y comprobamos sí está bien de sal, añadimos una pizca de pimienta negra molida y removemos todo bien.

Ponemos la salsa de espinaca en un bol o salsera y servimos caliente acompañando el plato que hayamos escogido para ese día, pasta o huevos escalfados.

salsa-espinacas-receta

Salsa de cebolletas

Con esta salsa de cebolletas podemos acompañar los pecados asados, o la carne asada.

Ingredientes:

  • 2 cebolletas lavadas y picaditas.
  • Una yema de huevo.
  • 40 gramos de mantequilla.
  • 3 hojitas de albahaca, picaditas.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra molida.

Elaboración:

En un calentador ponemos la mantequilla a derretir, una vez derretida añadimos el picadito de cebolletas y con fuego bajo doramos durante unos 15 minutos.

Apartamos el calentador del fuego y trituramos las cebolletas con la batidora.

Ponemos el puré de cebollas en un bol o cuenco y añadimos la yema de huevo bien batida.

Removemos para mezclar bien, y añadimos las hojitas picadas de albahaca, una pizca de sal y una pizca de pimienta negra molida.

Pasamos la salsa de cebolletas a un pequeño bol o salsera y servimos caliente, para acompañar y degustar tanto el pescado asado como la carne asada.

Salsa de anchoas o pasta de anchoas

La salsa de anchoas es muy fácil de preparar y con esta salsa podemos acompañar platos de verdura cocida o a la plancha, pasta, huevos escalfados, para rellenar huevos.

Ingredientes:

  • 125 gramos de anchoas en conserva.
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra sabor suave.
  • Un diente de ajo.

Elaboración:

Escurrimos bien el aceite de las anchoas.

Picamos menudamente las anchoas.

En una sartén ponemos el aceite a calentar, una vez caliente añadimos el diente de ajos pelado hasta que se dore.

Una vez que esté dorado lo sacamos del sartén.

Añadimos al sartén las anchoas picaditas y las rehogamos a la vez que vamos aplastándolas con el tenedor, hasta dejarlas bien molidas.

Si se prefiere bien molida como una pasta podemos pasarlas por la batidora y hacerlas puré.

Servimos caliente para degustar con el plato elegido para ese día, verduras, pasta o huevos.

salsa-anchoas-receta

Salsa para arroz o pollo hervido

La salsa que vamos a preparar a continuación es como una salsa China, es ideal para acompañar platos de arroz, pollo o cualquier otro tipo de ave.

Ingredientes:

  • 100 ml. de vinagre de vino blanco(un vinagre de buena calidad).
  • Una cucharada sopera rasa de azúcar blanquilla.
  • Una pizca de pimienta negra molida.

Elaboración:

En un calentador ponemos el vinagre, la cucharada de azúcar y la pizca de pimienta negra molida.

Calentamos hasta que hierva, y una vez que hierva reducimos el fuego y cocinamos durante 15 minutos.

Transcurrido el tiempo, retiramos del fuego y ponemos la salsa China en una salsera o pequeño cuenco.

Presentamos la salsa China caliente para acompañar el arroz, pollo o cualquier otra carne de ave.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest