cosmo

Te explicamos cómo hacer unos deliciosos pestiños, flores de sartén, rosquillas de anís y rosquillas fritas de naranja, dulces típicos de Semana Santa ideales para compartir con la familia.

La Repostería Tradicional de Semana Santa se caracteriza por ser una amplia diversidad de deliciosos postres y dulces típicos, que se elaboran de forma tradicional, habitual y cotidiana en España durante los días de celebración de esta fiesta popular religiosa, y que se preparan desde hace muchísimos años.

Es el caso de las torrijas, un postre tradicional que de hecho puede elaborarse y disfrutarse durante prácticamente todo el año y que consiste en una rebanada de pan empapada en leche, miel y canela, la cual es finalmente rebozada en huevo y freída en una sartén con aceite.

Recetas de dulces típicos de Semana Santa

O los buñuelos de viento, igualmente populares y que consisten en unas bolitas de masa que se fríen o se cocinan al horno, y que se preparan con harina de trigo, huevos y azúcar.

Los dulces que a continuación facilitamos son tradicionales de Semana Santa y son típicos de la zona de Andalucía y algunos como los pestiños de Andalucía y Extremadura. Las rosquillas son típicas de muchas regiones de España, se elaboran en Semana Santa y también para degustar durante todo el año.

Pestiños

Los pestiños son dulces típicos de la zona de Andalucía y de Extremadura. Dependiendo de la zona en la que se elaboren las recetas pueden ser diferentes. Son tradicionales en estas fechas de Semana Santa, y son fáciles de elaborar.

Se preparan con una masa de harina que se fríe, se espolvorean con canela y azúcar y se impregnan en miel. Aunque son tradicionales en Semana Santa también se prepararan para degustarlos en Navidad.

Ingredientes:

  • Medio kilo de harina.
  • 125 gr. de azúcar.
  • 125 ml. de aceite de oliva (para la masa).
  • 125 ml. de vino blanco.
  • Medio sobre de levadura.
  • Una ramita de canela.
  • La piel de una naranja sin las partes blancas.
  • Una cucharadita de anís en grano.
  • 3 clavos.
  • Una cucharadita de canela y una cucharadita de azúcar para mezclar.
  • La piel rallada de un limón.
  • Una pizca de sal.
  • Aceite de girasol o aceite de oliva para freír.
  • Miel.

Recetas de pestiños

Elaboración:

Ponemos el aceite a calentar y cuando esté caliente lo aromatizamos con la rama de canela y la piel de la naranja

A continuación con el fuego suave vamos aromatizando el aceite,

Retiramos del fuego y dejamos que el aceite se enfríe.

Cuando el aceite esté frío extraemos el palito de canela, la piel de la naranja.

Mezclamos los clavos, granos de anís, la piel rallada del limón, el vino y el aceite.

Removemos para mezclar bien y añadimos, la sal, la harina, la levadura y el azúcar y hacemos una masa.

Una vez hecha la masa, con ayuda del rodillo la vamos extendiendo, de forma que nos quede una masa fina.

Vamos cortando la masa en forma de cuadros y para formar los pestiños doblamos las dos de las puntas hacia adentro.

Presionaremos bien las puntas de forma que queden bien pegadas, así no se abrirán mientras las freímos.

Ponemos el aceite aromatizado al fuego a calentar con fuego alto.

Una vez que el aceite esté bien caliente vamos friendo los pestiños, dorando por ambos lados.

Cubrimos un plato con servilleta o papel absorbente y vamos poniendo los pestiños en él.

Hacemos la mezcla de azúcar y canela para espolvorear los pestiños, hay que espolvorearlos en caliente.

Dejamos enfriar para servirlos.

Presentaremos los pestiños bañados con miel.

Flores de sartén

Las flores de sartén son conocidas también con otros nombres como frutas de sartén, hojuelas o las flores fritas. Son típicas de la zona de Andalucía y tradicionales en la repostería de Semana Santa.

Son muy fáciles de hacer y se preparan con harina, huevos, leche o agua con lo que se elabora una masa que después se fríe, con un molde de hierro en forma de flor y de ahí viene su nombre por su forma, quedan ricas a la vez que crujientes. Se presentan acompañadas con un buen chorrito de miel o un almíbar.

Ingredientes:

  • 175 gr. de harina.
  • 3 huevos.
  • ¼ litro de leche entera o desnatada.
  • Una cucharadita de anís en grano.
  • La piel rallada de un limón.
  • 90 gr. de azúcar blanquilla.
  • Una pizca de sal gruesa.
  • Aceite de girasol o de oliva virgen sabor suave.
  • Una cucharada de azúcar y una cucharadita de canela en polvo para espolvorear.

Elaboración:

Comenzamos preparando la masa.

En un bol batimos bien los huevos, añadimos la harina tamizada, la leche, el azúcar, la piel rallada del limón, los granos de anís y batimos bien, podemos ayudarnos de una batidora.

La consistencia de la masa deberá ser líquida.

Ponemos la masa en una bandeja o recipiente con suficiente anchura para poder meter el molde de flor.

Ponemos a calentar el aceite, y una vez que esté bien caliente introducimos en el sartén el molde de flor y lo calentamos bien.

Seguidamente colocamos el molde caliente dentro de la masa de harina para que coja la forma de flor, solo que se llene de masa hasta la mitad.

Introducimos el molde con la masa dentro de la sartén y cocinamos la flor con el fuego alto haciendo un ligero movimiento en el molde para que la flor se suelte.

Desprendida la flor la doraremos primero por un lado y luego por el otro.

Ponemos en un plato papel absorbente o servilleta y depositamos la flor frita en el plato.

Repetimos el mismo paso con el resto de la masa hasta terminar todas las flores.

Recordando siempre calentar el molde.

Una vez que tengamos fritas todas las flores hacemos una mezcla con el azúcar y la canela y espolvoreamos las flores.

A la hora de presentar las flores fritas podemos acompañadas con un chorrito de miel o con un almíbar de azúcar.

Rosquillas de anís

Las rosquillas de harina fritas son dulces típicos en muchas regiones de España y son dulces tradicionales en Semana Santa.

Las rosquillas se elaboran con harina y las rosquillas clásicas son las rosquillas fritas, aunque también se elaboran de otros sabores, de anís, de naranja o de limón. Aunque las rosquillas son tradicionales en Semana Santa podemos degustarlas también durante todo el año, para desayunar, merendar o como postre.

Receta de rosquillas de anís

Ingredientes:

  • Medio kilo de harina de repostería.
  • 3 cucharadas de levadura en polvo,
  • 4 huevos.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 50 ml. de leche entera o desnatada.
  • 150 gramos de azúcar blanquilla.
  • La ralladura de la piel de un limón,
  • Una cucharadita de anís en grano.
  • Una pizca de nuez moscada,
  • Sal.
  • 50 ml. de aceite de oliva sabor suave para hacer la masa.
  • Aceite de oliva para freír las rosquillas.
  • Azúcar glas para espolvorear las rosquillas.

Elaboración:

Batimos bien los huevos con el azúcar hasta que leven.

Añadimos a los huevos batidos la piel rallada del limón, los granos de anís, la leche la nuez moscada y batimos todo bien.

Agregamos el aceite, batimos e incorporamos también la levadura, y la harina tamizada y amasamos.

Esparcimos harina sobre la encimera para evitar que la masa se pegue.

Amasamos y cuando alcance la textura deseada formamos una bola, la cubrimos bien con film transparente y dejamos reposar la masa durante 2 horas en la nevera.

Extraemos la bola de masa de la nevera.

Ponemos un poco de aceite sobre la encimera para que la masa no se pegue y vamos formando las rosquillas.

Partimos la masa en forma de churros y unimos las puntas.

Ponemos el aceite a calentar en una sartén y cuando esté bien caliente freímos las rosquillas dorando primero por un lado y luego por el otro.

Cubrimos un plato con una servilleta o papel absorbente y vamos poniendo las rosquillas para que escurra el excedente de aceite.

Dejamos enfriar y a la hora de servirlas las espolvoreamos con azúcar glas.

Rosquillas fritas con licor de naranja

Las rosquillas fritas y con licor de naranja es una variante más para hacer las rosquillas.

Receta de rosquillas fritas con naranja

Ingredientes:

  • 750 gramos de harina tamizada.
  • Un sobre de levadura en polvo.
  • 3 huevos.
  • Una cucharadita de anís en grano.
  • La ralladura de una piel de naranja.
  • El jugo de una naranja.
  • Media copita de licor de naranja.
  • 100 gramo de azúcar.
  • 125 ml. de leche entera o desnatada.
  • 25 ml. de aceite de oliva sabor suave o aceite de girasol para elaborar la masa.
  • Aceite de girasol para freír las rosquillas.
  • Un pellizco de sal.

Elaboración:

Separamos las yemas de las claras, reservamos las claras y batimos bien las yemas hasta que se vuelvan blanquecinas.

Añadimos la leche, la piel de naranja rallada, el azúcar, los granos de anís, el jugo de naranja, el licor de naranja, el aceite y batimos bien, reservamos para ir montando las claras a punto de nieve.

Una vez alcanzado el punto de nieve las incorporamos poco a poco a la mezcla que habíamos reservado.

Añadimos la sal, la levadura, la harina tamizada y amasamos.

Una vez formada la masa formamos una bola con ella y la forramos con film transparente.

Reservamos la bola de masa en el frigorífico para que repose unas 2 horas.

Sacamos la masa de la nevera, extendemos la masa, cogemos trozos y formamos como unos churros que unimos por las puntas para y cortamos formar las rosquillas.

Ponemos el aceite a calentar en una sartén y cuando esté bien caliente vamos friendo las rosquillas.

Doramos por ambos lados.

Cubrimos un plato con papel absorbente o servilletas y vamos poniendo las rosquillas para que escurra el aceite.

Dejamos enfriar y las presentamos con azúcar glas espolvoreada por encima.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest