cosmo

Las compotas de frutas son ideales para el bebé porque son muy ricas en nutrientes esenciales y le aportan beneficios únicos para su desarrollo. Te descubrimos 4 deliciosas recetas para hacer en casa.

Si has sido madre o padre y tu bebé tiene ya algunos meses es bastante probable que ya te hayas percatado de una cosa: dependiendo del pediatra el comienzo de la alimentación sólida y complementaria empezará antes o después. De la misma forma que también depende si el pequeñín está o no tomando leche materna.

Así, por ejemplo, si el bebé no está tomando leche materna y únicamente se alimenta de leche de fórmula (también conocida como complementaria), lo más común es que empiece a comer las primeras frutas a partir del cuarto mes de edad, mientras que si continúa con leche materna lo común es retrasar ese comienzo hasta los seis meses.

Compotas para bebés: 4 recetas nutritivas

¿Y sabes cuáles son las primeras frutas del bebé? Las más aconsejadas son aquellas que son fáciles de digerir, de fácil asimilación, presentan un sabor suave y dulce y también poseen un riesgo bajo de causar alergias o intolerancias. En este grupo podemos mencionar principalmente la pera, una fruta muy completa rica en aminoácidos y ácidos grasos poliinsaturados; la manzana, rica en fibra, agua, vitaminas y minerales; y el plátano, muy rica en hidratos de carbono y de fácil digestión.

A la hora de comenzar a introducir las frutas lo más recomendable es empezar a ofrecer al bebé papillas de una sola fruta, continuando así durante 3 o 4 días para observar si se produce alguna intolerancia o alergia y para descubrir si al bebé le gusta. Después de esos días podemos añadir otra fruta distinta, y volver a hacer lo mismo: esperar 3 o 4 días más. Por ejemplo, si empezamos con el plátano, luego probar con la pera y luego con la manzana.

1. Compota de manzana

Ingredientes que necesitas:

  • 100 gr. de manzana
  • 1 a 2 cucharadas soperas de agua

Elaboración de la compota de manzana:

Lava bien la manzana y pélala. Córtala en láminas, retirando las pepitas y las partes duras del tronco. Pon un poco de agua en una cacerola, añade la manzana y cuece durante 15 a 20 minutos a fuego bajo, removiendo de vez en cuando. Luego deja enfriar y cuando esté tibio pasa por la batidora. ¡Listo!.

compota-manzana

2. Compota de pera

Ingredientes que necesitas:

  • 1 pera
  • 1 a 2 cucharadas soperas de agua

Elaboración de la compota de pera:

Lava bien la pera y pélala, retirando sus pepitas y el tronco más duro con cuidado. Pon agua en una cacerola, añade la pera y deja cocer a fuego lento entre 15 a 20 minutos, removiendo de vez en cuando. Luego apaga el fuego y cuando esté tibio pasa por la batidora. ¡Lista!.

3. Compota de pera y manzana

Ingredientes que necesitas:

  • 50 gr. de manzana
  • 1 pera
  • 1 a 2 cucharadas soperas de agua

Elaboración de la compota de pera y manzana:

Lava bien las dos frutas, retirando sus pepitas y sus troncos más duros, y luego córtalas en láminas. Ahora pon agua en una cacerola y añade la manzana y la pera, cociendo a fuego lento entre 15 a 20 minutos, removiendo de vez en cuando. Una vez estén cocidas apaga el fuego y deja enfriar para pasar por la batidora. ¡Listo!.

compota-pera

4. Compota de plátano, pera y manzana

Ingredientes que necesitas:

  • Medio plátano
  • 50 gr. de manzana
  • 1 pera
  • 1 a 2 cucharadas soperas de agua

Elaboración de la compota de plátano, pera y manzana:

Lava bien la pera y la manzana y pélalas retirando sus pepitas y troncos más curos, para luego cortarlas en láminas. Ahora pela el plátano, parte la mitad y luego córtalo en trozos. Pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora, añade agua y bate todo bien hasta que se forme una crema o puré de fruta. ¡Listo!.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest