cosmo

Si quieres aprender a preparar pastas de dientes naturales te proponemos 4 recetas de dentífricos caseros elaborados con ingredientes naturales para hacer fácilmente en casa.

Preparar un dentífrico casero, orgánico, ecológico es muy fácil, además que nos permite beneficiarnos de las propiedades naturales que contienen los ingredientes que vamos a utilizar en su elaboración. Los dentífricos caseros juegan con una ventaja importante frente a los dentífricos industriales y es que se encuentran libres de sustancias químicas.

De hecho, como ya te hemos comentado en alguna que otra ocasión, cada vez es mayor el número de personas que optan por elaborar su propia pasta de dientes en casa, utilizando para ello de forma casi exclusiva ingredientes cien por cien naturales, como por ejemplo es el caso de plantas y hierbas con acción medicinal y también aromática.

Dentífricos caseros y naturales

Si te gusta preparar tus propios productos naturales a la vez que caseros solo tienes que ponerte manos a la obra, son sencillos de preparar.

Cómo hacer dentífricos caseros con ingredientes naturales

Dentífrico casero refrescante

Este dentífrico casero refrescante lo prepararemos con una cucharadita de arcilla verde, un poco de agua mineral, una gota de aceite esencial de menta piperita, una gota de aceite esencial de limón.

En un recipiente de plástico ponemos la arcilla un poquito de agua para formar la pasta, removemos con una cuchara de madera o plástico.

Añadimos a la pasta la gota de aceite esencial de menta piperita, una gota de aceite esencial de limón y removemos.

Guardamos la pasta en un tarro de cristal esterilizado y con cierre hermético.

Utilizaremos el dentífrico refrescante después de cada comida para asearnos los dientes y conservaremos el resto del dentífrico en el frigorífico.

Dentífrico casero de arcilla blanca, tomillo y menta

El primer paso para preparar este dentífrico es hacer una infusión de tomillo. Haremos la infusión de tomillo, con una cucharadita de tomillo y una taza de agua mineral.

Ponemos el agua a calentar y cuando comience a hervir añadimos el tomillo. Apartamos del fuego, tapamos la infusión y dejamos reposar durante 10 minutos. Colamos y dejamos entibiar.

Cuando esté tibia ponemos en un recipiente de plástico o de cristal 3 cucharadas de la infusión, 3 gotas de aceite esencial de menta, 2 cucharadas de arcilla blanca y mezclamos todo con una cuchara de plástico o de madera hasta hacer una pasta.

Conservaremos la pasta en un tarro de cristal esterilizado y con cierre hermético en el frigorífico.

Usaremos el dentífrico cada vez que vayamos a cepillarnos los dientes.

dentifrico-arcilla

Dentífrico casero para encías sensibles

Para preparar este dentífrico indicado para encías sensibles necesitamos los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de arcilla blanca,
  • Una cucharada de agua floral de salvia,
  • Una gota de aceite esencial de árbol de té.

En un pequeño recipiente de cristal o de plástico ponemos la arcilla y el agua floral de salvia y una gota de aceite esencial de árbol de té, removemos con una cuchara de madera o de plástico hasta obtener una pasta.

Guardamos la pasta en un tarro de cristal esterilizado y con cierre hermético.

Conservaremos el dentífrico casero en el frigorífico.

Utilizaremos el dentífrico para cepillarnos los dientes después de las comidas.

Dentífrico casero para blanquear los dientes

Este dentífrico blanqueador lo prepararemos con arcilla blanca, un poco de agua mineral, una cucharadita de bicarbonato alimentario, una gota de aceite esencial de tomillo.

En un recipiente de plástico ponemos la arcilla, el bicarbonato y el aceite esencial de tomillo y le añadimos un poquito de agua para mezclar hasta formar una pasta.

Guardamos el preparado en un envase de cristal esterilizado y con cierre hermético.

Nos cepillamos los dientes con este dentífrico casero después de cada comida.

La pasta que nos sobre entre lavado y lavado podemos conservarla en el frigorífico.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest