cosmo

El tónico facial de agua de arroz es un remedio natural eficaz para limpiar y cuidar la piel, con muchas propiedades. Te descubrimos 3 recetas maravillosas para hacerlo en casa.

El agua de arroz es, sin duda alguna, un remedio natural excelente a la hora de prevenir, tratar y curar una gran diversidad de trastornos y problemas de salud. Probablemente ya lo conozcas, y no precisamente porque cocines arroz cada semana o de vez en cuando en casa y lo veas cada vez que lo hagas. Es posible que sepas de él porque se trata de un remedio popular muy conocido, que ya nuestras abuelas utilizaban hace años como remedio contra la diarrea.

Pero lo cierto es que sus beneficios no quedan ahí, ya que no solo es un remedio excelente antidiarrea: ayuda a prevenir la hipertensión arterial, cura la gastritis y la gastroenteritis, alivia el estreñimiento y las náuseas, previene la aparición del cáncer y es útil para estimular la producción de leche materna durante la lactancia materna. Es más, destaca por sus cualidades y beneficios cuando el agua de arroz es aplicado sobre la piel, por ello se convierte en una opción natural excelente a la hora de elaborar distintos tónicos faciales.

Tónico facial de agua de arroz

Los beneficios del tónico facial de agua de arroz

  • Ayuda a abrir los poros: por su contenido en inositol el agua de arroz promueve el crecimiento natural de las células de la piel del rostro, por lo que es una opción excelente para reducir los poros abiertos.
  • Mejora y suaviza la piel: el agua de arroz aplicada como tónico facial sobre la piel es una opción maravillosa para mejorar la textura de la piel y suavizarla naturalmente.
  • Retrasa los síntomas del envejecimiento: por la presencia de inositol y promover el crecimiento de las células, aporta más vitalidad al rostro a la vez que retrasa y previene el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Mejora la salud de la piel en general: gracias a que estimula la producción de colágeno a la vez que mejora la salud de las capas más profundas de la piel.

Cómo hacer el tónico facial de agua de arroz básico

Antes de proponerte la elaboración de 3 recetas distintas para preparar diferentes tónicos faciales, es necesario saber cómo hacer el agua de arroz básico. ¿No te parece? Es sumamente sencillo. Para prepararlo solo necesitas media taza de arroz blanco y el equivalente a 4 tazas de agua.

En primer lugar pon el agua en un cazo, añade el arroz blanco y deja que hierva. Luego baja el fuego y deja hervir a fuego lento durante 20 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, cuela y reserva el agua de la cocción (que es la que utilizaremos para la elaboración de los tónicos faciales con agua de arroz).

agua-de-arroz

Si deseas elaborar agua de arroz sin cocerlo, de forma más sencilla y fácil, solo tienes que mezclar en un recipiente el arroz con el agua, taparlo y dejarlo reposar durante la noche. Al día siguiente cuela el contenido y ¡listo!.

3 recetas para preparar tónico facial de agua de arroz

1. Tónico facial de agua de arroz

Para preparar el tónico facial de agua de arroz solo tienes que seguir los pasos de preparación indicados anteriormente, ya sea con arroz cocido o con el arroz puesto en remojo. Luego, una vez frío, sumerge un poco de algodón y aplícatelo sobre tu rostro y por el cuello, dejando secar.

2. Tónico facial de agua de arroz con lavanda

Para preparar este tónico facial necesitas 1 vaso de agua de arroz y 10 gotas de aceite esencial de lavanda. Una vez elaborado el agua de arroz sirve en un vaso o taza y añade las gotas indicadas de aceite esencial de lavanda. Mezcla bien con ayuda de una cuchara de madera.

tonico-facial-arroz

Al momento de aplicarlo remoja uno o dos algodones y aplica sobre la piel del rostro y el cuello, dejando secar. La lavanda es un tonificante natural de la piel, ayudando en su estimulación. Además, es un excelente relajante.

3. Tónico facial de agua de arroz con aceite del árbol del té

Para elaborar este tónico facial necesitas 1 vaso de agua de arroz y 10 gotas de aceite esencial de árbol del té. Pon el líquido en un cuenco y añade las gotitas de árbol del té. Mezcla con una cuchara de madera.

Al aplicarlo sobre la piel del rostro y del cuello debes seguir los mismos pasos indicados anteriormente: con ayuda de un algodón remojado en el tónico, y dejando secar. El aceite del árbol del té es un tónico natural maravilloso para la piel, ya que estimula a las células cutáneas, limpia el rostro y la suaviza.

Imágenes | iStock / Alpha

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest