cosmo

La albahaca es una planta muy utilizada en la cocina, con increíbles beneficios medicinales. Descubre cómo disfrutar de estas cualidades con estos remedios caseros.

La fitoterapia, como de buen seguro sabrás, puede convertirse en una auténtica aliada fundamental para mejorar nuestra salud gracias al uso de plantas con propiedades medicinales.

Al ir introduciéndose en estos saberes descubriréis cuánto es posible lograr apelando –en lugar de productos farmacéuticos o cosméticos- a hierbas medicinales o incluso a algunas que pueden perfectamente ya estar en nuestra pequeña huerta o las que podemos conseguir muy fácilmente. Pues hoy nos ocuparemos de la albahaca, una hierba que no debiera faltar en vuestras cocinas, ni en los botiquines.

remedios-albahaca

La albahaca presenta muchos beneficios para nuestro organismo y también es de gran ayuda para ciertas afecciones que podemos atravesar en nuestro estado de ánimo.

Además es muy versátil y puede ser incorporada de diferentes formas, ya sea en infusiones, en alimentos, de manera tópica (cremas, ungüentos, jabones), o en jarabes, entre otras posibles aplicaciones. Os invitamos entonces a descubrirlos principales beneficios y propiedades de la albahaca.

2 remedios caseros con albahaca

Infusión de albahaca

La infusión es una de las formas más clásicas de consumir hierbas aromáticas. Para poder realizar una infusión con albahaca tomamos un puñado de hojas (con sus tallos), unos 10 gramos aproximadamente será suficiente con una proporción de un litro de agua.

Esto lo hervimos y luego de esperar unos 5 minutos a que haya reposado la infusión lo colamos. Se sugiere utilizar una cucharada de miel para endulza –además de incorporar este alimento tan bueno para nuestro organismo.

Lo que te recomiendo es tomar una taza al día durante dos semana, haciendo luego una semana de descanso y retomar luego siguiendo de la misma forma, dos semanas se toma y luego una no. Esta infusión de albahaca tiene muchos efectos positivos para el cuerpo, estos son algunos de los más destacados.

Te recomendamos: Salsa de albahaca, receta deliciosa para platos de pasta

En primer lugar es una alternativa útil para cuando padecemos resfriados, ideal para cumplimentar con otros alimentos como la menta, la miel, la cebolla, el ajo o los cítricos para combatir los síntomas de la gripe de forma casera y natural. Es una buena alternativa para las mamás que están amamantando ya que ayuda también a aliviar la irritación de los pezones. Simplemente frota la infusión cuando tenga una temperatura tibia y que no sientas que quema.

infusion-albahaca

Por otro lado es una ayuda para quienes padecen de trastornos de tipo nervioso como dispepsias, dificultades para conciliar el sueño o depresión. Si te sueles sentir agotado, beber este té de albahaca te ayudará a revitalizarte.

Los beneficios de la albahaca no terminan aquí, pues también nos da importantes beneficios para el sistema digestivo, si padeces problemas de este tipo. Entre otras cosas tiene propiedades carminativas, es decir, ayuda a disminuir las flatulencias. Para ello utiliza 15 gramos de albahaca en un litro de agua, le hierves y luego de reposar 10 minutos debes tomar 2 tazas.

Cataplasma de albahaca

Puedes preparar cataplasmas caseros con albahaca para tratar hongos, infecciones en la piel y acné. También tiene propiedades antisépticas. Debes dejar 30 gramos de hojas de albahaca fresca macerándose en agua unas 5 o 6 horas. Luego se le añaden 2 cucharadas de sémola o de harina de maíz lo que le hará espesar. Este preparado se coloca en un paño o gasa y se coloca sobre la piel 5 minutos.

Si lo prefieres puedes también prepararlo como un bálsamo. Para ello se precisa un frasco oscuro, en él se colocará 30 gramos de albahaca y un litro de aceite de oliva. Luego de un mes se filtra y se obtiene un bálsamo casero de albahaca para aplicar sobre la piel. Simplemente tenlo a mano y te sacará de más de un apuro.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest