cosmo

Algunas variedades de té son ideales para hidratar la piel desde el interior, ayudándote a lucirla joven y radiante. Te explicamos cómo hacer 2 tés ideales para cuidar tu piel naturalmente.

¿Sabías qué La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo? Pues aunque parezca asombroso así es ya que recubre todo nuestro cuerpo. La piel llega a medir casi 2 metros cuadrados y constituye la primera barrera para defender a nuestro organismo del ataque de virus, bacterias así como de las diferentes agresiones ambientales a las que estamos expuestos.

Para tener una piel radiante, hidratada y saludable es importante comenzar cuidándola desde el interior pues es en el estado de la piel donde se refleja el tipo de vida que llevamos. Hidratar y cuidar la piel correctamente nos previene de padecer de deshidratación, que la piel pierda luminosidad, elasticidad, de un envejecimiento prematuro.

2 recetas de té ideales para la piel

Para que la piel pueda realizar sus funciones es imprescindible cuidarla, la piel es la encargada de que la temperatura corporal se regule, de mantener el equilibrio de los líquidos, de transmitirnos las diferentes sensaciones a través del tacto, de liberar las toxinas del cuerpo a través del sudor.

Hay que comenzar el cuidado de nuestra piel desde el interior, hidratándonos bien, y llevando una dieta sana y equilibrada con la que le aportemos los nutrientes esenciales para tener una piel saludable.

Consejos útiles para hidratar la piel de forma correcta

Debemos hidratarnos bien, de esta forma limpiamos y oxigenamos la piel, tenemos que beber de 1,5 litros a 2 litros de agua al día, el agua además nos ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo.

Para ayudar a hidratar la piel recurre también a los jugos vegetales, a los jugos de frutas y a las infusiones.

Cuidar la alimentación, en la que no deben faltar los vegetales, hortalizas y frutas preferentemente frescas, alimentos ricos en aceites esenciales Omega 3, Omega 6, pescados azules, nueces, almendras, aceites vegetales ricos en ácidos linoleicos, como el aceite de cártamo, cocina los alimentos de manera saludable, al horno, a la plancha, al vapor o hervidos, descarta los fritos.

alimentos-para-la-piel

Descarta los alimentos procesados, y los ricos en grasas saturadas, evitar los refrescos y el alcohol. Además, es muy aconsejable moderar el consumo de sal y de azúcar.

Además de los consejos que hemos facilitado para hidratar la piel desde el interior, es importante también recurrir al uso de cremas hidratantes, preferentemente humectantes adecuadas a las características de nuestra piel, tanto de día como de noche.

No solo debemos hidratar la piel del rostro, debemos cuidar toda la piel utilizando gel de baño que sean suavicen la piel, con PH neutro y utilizar leche corporal hidratante y nutritiva.

Infusiones para lucir una piel radiante e hidratada

Como hemos dicho anteriormente las infusiones nos ayudan a la hora de mejorar la hidratación de nuestra piel. Algunas hierbas y plantas medicinales poseen las propiedades adecuadas con las que además de hidratarnos contribuyen a embellecer la piel desde el interior.

Té verde, menta y jengibre

Para preparar esta infusión recurrimos a la menta, té verde y raíz de jengibre.

Esta combinación posee propiedades antioxidantes, con lo que además de ayudarnos a hidratar la piel, nos ayuda a frenar los radicales libres y a proteger de la oxidación tanto a las células de la piel como a las de nuestro organismo.

te-verde-menta-jengibre

Ingredientes:

  • Una cucharadita de menta.
  • Una cucharadita de té verde.
  • Un trocito de jengibre.
  • Una taza de agua.
  • Una cucharadita de estevia, o azúcar morena de caña, (opcional sí acaso gusta endulzar la infusión).

Preparación:

En un calentador ponemos el agua a hervir.

Una vez que comience a hervir agregamos las plantas y mantenemos hirviendo unos 3 minutos.

Apagamos el fuego, tapamos la infusión y la dejamos reposar unos 10 minutos.

Colamos la infusión, dejamos entibiar para tomarla.

Sí te gusta endulzar las infusiones, hazlo a tú gusto.

Esta infusión podemos tomarla dos veces al día.

Té blanco y canela

La combinación del té blanco y la canela ayudan a mantener el cutis hidratado, joven, luminoso y terso.

te-blanco-canela

Ingredientes:

  • Una cucharadita de té blanco.
  • Una palito de canela.
  • Una taza de agua.
  • Una cucharadita de estevia, o azúcar morena de caña, (opcional).

Preparación:

Ponemos el agua a hervir en un calentador.

Cuando hierva, añadimos la cucharadita de té blanco y el palito de canela.

Hervimos durante 3 minutos.

Apagamos el fuego, y dejamos reposar la infusión tapada durante 10 minutos.

Destapamos la infusión, la colamos y dejamos entibiar.

Endúlzala al gusto.

De esta infusión podemos tomar dos tazas al día.

Síguenos en Facebook

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest